La integración de la caja cordobesa exigiría ayudas públicas

Si, el pasado día 13 de julio, Unicaja y Caja de Jaén presumieron en su comunicado conjunto de integración del pasado día 13 de no tener que recurrir a ayudas públicas, no será así en el caso de que Cajasur se una.

Los medios consultados aseguran que este caso requería "apoyos de financiación externos" bien a través Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), creado recientemente por el Gobierno, o a través del Fondo de Garantías de Depósitos, dotado por el sector y controlado por el Banco de España. Aunque ha mejorado en los últimos meses, Cajasur es la entidad con tasa de morosidad más alta. La falta de apoyo público ya dio al traste con la absorción por Unicaja de Caja Castilla La Mancha, luego intervenida.

Más información
La Iglesia vende cara la fusión de Cajasur con Unicaja

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS