Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Iglesia vende cara la fusión de Cajasur con Unicaja

El cabildo catedralicio quiere garantizarse poder y dinero

La Iglesia católica está dispuesta a vender cara la incorporación de Cajasur al proceso de integración abanderado por Unicaja, que pretende absorber de forma amistosa Caja de Jaén. Con un tercio de representación en los órganos de dirección de Cajasur, el Cabildo catedralicio controla la entidad cordobesa y nombra a su presidente, cargo que desempeña el sacerdote Santiago Gómez Sierra. Cualquier otra entidad fundadora de cajas de ahorro en Andalucía sólo tiene el 13% de representación en los órganos de gobierno de una entidad. Pero, por ley del Parlamento andaluz, la Iglesia goza en Cajasur del privilegio de designar al 30% de los vocales. A este excepcional favor legal los políticos lo denominan eufemísticamente "singularidad".

Según fuentes conocedoras del proceso, equipos directivos de Unicaja y Cajasur mantienen intensos "contactos preliminares" para presentar próximamente un comunicado conjunto de inicio de fusión. En estas conversaciones, la Iglesia católica plantea fuertes exigencias tanto en el campo institucional como en el económico. En el primer caso, el Cabildo quiere mantener el máximo nivel de representación posible. Y en el segundo, "garantías" de que el dinero que la Iglesia recibe de la obra social quede blindado y no sujeto a la evolución de los resultados de la entidad.

Las fuentes consultadas aseguran que tanto la caja cordobesa como la malagueña mantienen "líneas rojas" en la negociación, que no detallan. En lo más fácil ya hay acuerdo: la ubicación en Córdoba de servicios territoriales de la nueva entidad o el mantenimiento temporal de la marca Cajasur.

Reforma legal

El proceso de fusiones de cajas de ahorro que se ha abierto en la comunidad va a obligar a la reforma de la ley de Cajas de Ahorros de Andalucía para ampliar la presencia de las entidades fundadoras en el Consejo de Administración. Así lo da por hecho el PSOE, que cuenta con mayoría absoluta en el Parlamento andaluz. La Consejería de Economía guarda un sepulcral silencio hasta que no llegue una comunicación oficial de la firma de un acuerdo de fusión.

La única operación de concentración que está en marcha, reconocida públicamente, es la de Unicaja con Caja de Jaén. La caja jiennense, la más pequeña de Andalucía, va a intentar sacar las mayores ventajas para su territorio. Unicaja está dispuesta a que una dirección territorial de negocios se pilote desde Jaén y desde ahí, las oficinas en Castilla-La Mancha, además de apostar por todos los sectores relacionados con el aceite de oliva.

A cambio, Unicaja será un poquito más grande de lo que ya era -"en volumen económico, el medio centenar de oficias de Jaén casi iguala lo que la oficina de Unicaja en la céntrica plaza de la Marina de Málaga", suele decir con sorna un financiero-, aunque no lo suficiente para avanzar posiciones en el ránking (sigue siendo la octava entidad por activos). Pero la operación garantiza además, según la interpretación del Gobierno andaluz, la continuidad de Braulio Medel al frente de la presidencia de la caja fusionada.

El mandato de Medel, que encadena más de 22 años en la presidencia de Unicaja, expira a principios de 2010. Pero la creación de una nueva entidad, le permitiría alargar su estancia dos años más. Al margen de las lecturas particulares, el presidente de Unicaja es la persona en la que más confía el Gobierno de José Antonio Griñán para pilotar la concentración del sistema financiero andaluz.

La modificación de la ley de cajas no sólo está pensada para esta fusión, sino también para el caso de que Cajasur, como el PSOE y el PP esperan, se sume a esta trilateral financiera. Pero, en este supuesto, pesa el exigente quid pro quo que está planteando la Iglesia católica. Desde ya, las fuentes socialistas y populares consultadas aseguran que "es imposible" que los curas sigan manteniendo el privilegio de su sobrerrepresentación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de julio de 2009