Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Golpe en Honduras

España, Francia e Italia retiran sus embajadores y la UE aplaza negociaciones con Centroamérica

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, no quiso esperar a que los demás países de la UE se pusieran de acuerdo en la retirada de los embajadores de Honduras y, a primera hora de la mañana, llamó a consultas al representante español en Tegucigalpa, Ignacio Rupérez. Según explicó el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado, el objetivo es que esta decisión, una de las más duras que pueden tomarse desde el punto de vista diplomático, "contribuya, en el marco de los esfuerzos internacionales en curso, al restablecimiento de la institucionalidad democrática".

Los funcionarios europeos reunidos en Bruselas no se pusieron de acuerdo sobre la retirada conjunta de embajadores propuesta por España, con el argumento de que "la situación cambia muy rápido". En la práctica, sin embargo, la UE se quedó sin embajadores en el país centroamericano. Dos de los cuatro países de la UE (Francia e Italia) que tienen embajada en Honduras siguieron el ejemplo de España. El cuarto, Alemania, no puede llamar a consultas a su embajador porque acaba de jubilarse, pero no cubrirá por ahora la vacante, según fuentes diplomáticas. Suecia, que ejerce la presidencia de turno de la UE, tiene su embajada en Guatemala, mientras que la representación de la Comisión Europea para la región está en Nicaragua.

Fuentes de Exteriores subrayaron que, cuando Moratinos decidió llamar al embajador, ya sabía que otros países europeos harían lo mismo. En todo caso, agregaron, "es lógico que España tenga un papel destacado en todo lo referido a Iberoamérica, ya que su sensibilidad es muy distinta a la de los otros socios".

Moratinos, que ayer inició en Kazajstán una gira por Asia Central, habló por teléfono con los ministros de Asuntos Exteriores de Alemania, Frank Walter Steinmeier, e Italia, Franco Frattini, y con el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, quien le agradeció sus gestiones y le expresó el propósito de coordinar su estrategia con la presidencia sueca de la Unión.

La UE acordó suspender las negociaciones del acuerdo de asociación con Centroamérica, cuya próxima ronda debía celebrarse en Bruselas del 6 al 10 de julio. Se trata del primero de los tres acuerdos regionales que la UE negocia con América Latina (los otros dos son con el Grupo de Río y Mercosur) y también del más avanzado, hasta el punto de que se esperaba cerrarlo a finales de julio y rubricarlo bajo presidencia española de la UE, en el primer semestre de 2010.

Fuentes comunitarias indicaron que la suspensión se decidió "de acuerdo" con los representantes de los otros países implicados (Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y El Salvador) y que el propósito es reanudar las conversaciones "cuanto antes", una vez resuelta la crisis hondureña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de julio de 2009