Los usuarios podrán renunciar a las llamadas y SMS publicitarios

"Le llamo para ofrecerle una semana gratis en una casa de Altea...". "¿Con qué compañía tiene usted el ADSL?" Algunas personas tienen que aguantar llamadas de este tipo casi a diario, sin saber de dónde ha sacado el vendedor su número y su nombre. La Federación de Comercio Electrónico y Marketing Directo (FECEDM) presentó ayer la Lista Robinson, (www.listarobinson.es), un servicio al que pueden apuntarse los ciudadanos para dejar de recibir publicidad.

Las listas Robinson surgieron en España en 1993 por iniciativa de la FECEDM, una asociación sin ánimo de lucro que agrupa a 360 empresas. Entonces los usuarios sólo podían proteger sus datos postales; ahora pueden ampliar su protección a todo el abanico de las nuevas tecnologías.

El usuario se inscribe gratuitamente en el fichero de exclusión publicitaria, y selecciona los medios (correo postal o electrónico, llamadas a fijos o móviles, o SMS) a través de los cuales no quiere que le contacten empresas de las que no es cliente.

La Ley de Protección de Datos obliga a consultar estos ficheros a todos los anunciantes que se valen de datos no facilitados por los clientes. Sin embargo, no aplica sanciones a quienes se valen de estas prácticas, que ocupan el cuarto lugar entre las quejas recibidas en la Agencia de Protección de Datos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 01 de julio de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50