Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso pide la supresión de Cultura, Vivienda e Igualdad

Los grupos reprochan al PP una iniciativa sobre víctimas ya en marcha

No tiene valor legal pero sí político. Esta es la opinión y la convicción del portavoz del Grupo de ERC, Joan Ridao, que ayer expresó en la tribuna de oradores del Congreso al defender, mediante una moción, la supresión de los ministerios de Cultura, Vivienda e Igualdad y que sus funciones pasen a los de Educación, Fomento y Sanidad y Asuntos Sociales. Todos los grupos lo apoyaron, aunque con argumentos diferentes, con lo que el PSOE cosechó su novena derrota en esta legislatura.

La iniciativa incluyó además la exigencia al Gobierno para que regule el uso de los inmuebles oficiales y de los medios de transporte por parte del presidente y los ministros. En el debate salieron a flote asuntos que los partidos han utilizado contra el Gobierno durante la campaña electoral como el uso del avión oficial del presidente para ir a un mitin y las acusaciones del PP contra el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, por supuesto trato de favor a la empresa en la que trabaja su hija.

El proponente, Joan Ridao, no revivió la batalla electoral sino que fijó sus propios argumentos. Ahorro y eficiencia, por un lado, y "reglas del juego claras" en el uso de los bienes públicos, es decir, en las instalaciones de descanso y en los medios de desplazamiento que utiliza el Gobierno.

Lo cierto es que las réplicas del PSOE no fueron contra Ridao sino que apuntaron al diputado del PP Rafael Merino, que sacó en el debate a Manuel Chaves, al Falcon de Zapatero y las "jornadas de pesca" del director del CNI, Alberto Sáiz. El portavoz socialista en este debate, Rafael Román, encandiló a los suyos al atacar con vehemencia "la incongruencia del PP al pedir junto a ERC la supresión del Ministerio de Cultura cuando en su programa electoral pedían su refuerzo y la creación de un órgano de coordinación entre Educación y Cultura".

El socialista Román, por su parte, trató de rebatir los argumentos de Ridao con la Constitución en la mano, en el artículo que deja en manos del gobierno, y no del Parlamento, la capacidad de organizar la estructura de los Ministerios. "No me venga con milongas de que esa es una función del Gobierno porque al Parlamento corresponde su control", se adelantó Ridao.

Competencia autonómica

Con tonos moderados y con apelaciones a la estructura territorial autonómica los portavoces de CiU y BNG, Jordi Jané y Francisco Jorquera, respectivamente, defendieron la supresión de esos ministerios porque esas competencias deben estar en las autonomías. Otro tanto, hizo el peneuvista Pedro Azpiazu. Todos ellos no pusieron en duda que el presidente del Gobierno utilice aviones oficiales, también los ministros, -"porque lo son las 24 horas del día", defendió Jané- pero que se regule. Lo cierto es que la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, en medio de la polémica, se comprometió a hacerlo.

Esa mayoría contra el PSOE, sin embargo, se rompió en una iniciativa del PP que pretendía exigir al Gobierno un plan de protección de víctimas, especialmente vulnerables, principalmente si son niños. El portavoz socialista, Alex Saiz, recordó al PP que los cambios están ya en marcha en el anteproyecto de reforma del Código Penal aprobado por el Ejecutivo.

IU forzará un debate sobre la crisis

Los grupos parlamentarios están a punto de reproducir situaciones anteriores en las que obligaron a comparecer al presidente José Luis Rodríguez Zapatero ante el pleno del Congreso para debatir sobre la crisis económica.

La petición la formalizó ayer Gaspar Llamazares (IU) ante la Mesa del Congreso, pero podría contar con respaldo suficiente para forzar la comparecencia del presidente del Gobierno.

Deberá decidirlo la próxima semana la Junta de Portavoces y podría tener lugar en los primeros días de julio. La petición se basa en el compromiso que el propio Zapatero adquirió el pasado febrero para celebrar plenos cada tres meses sobre la crisis. No será el único debate sobre economía antes del verano, puesto que el próximo miércoles será el asunto estrella en el debate sobre la cumbre europea del fin de semana y el Congreso debe aprobar el techo de gasto para los próximos Presupuestos. IU e ICV condicionan su voto favorable a que se suban los impuestos para las rentas más altas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de junio de 2009

Más información