Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta rebaja un 92% las ayudas del paro en Ourense

El Gobierno de Feijóo ha dado la primera estocada al bipartito orensano. El alcalde, el socialista Francisco Rodríguez, recibió el jueves notificación de la Xunta en la que se anuncia una reducción de un 92% de las ayudas del programa para la contratación de desempleados. Los 2,2 millones de euros que le correspondían a la ciudad, de un fondo de 6,4 millones destinados a la provincia para la contratación de parados, se quedarán en 173.582 euros.

Ourense, con 8.401 parados, el 35% de la provincia, recibirá prácticamente la misma cantidad que pequeños ayuntamientos gobernados por el PP como el de Muiños, cuyo alcalde acaba de ser elegido vicepresidente de la Diputación, que recibirá 161.000 euros para un censo de 88 parados.

Rodríguez tildó ayer de "irregular e ilegítimo" el recorte. "Y ahora veremos si es también ilegal", advirtió, ya que por cada 100 euros que le corresponden a la ciudad, "le dan ocho". "Es un atropello para las 200 familias a las que deja sin empleo; nos eliminó el programa de un plumazo", acusó.

El alcalde no tiene dudas de que se trata de "un boicot" a Ourense que indica cuál será "la política real de la Xunta con los ayuntamientos que no están gobernados por el PP". También instó al portavoz del PP en el Ayuntamiento, el parlamentario Enrique Nóvoa, a que diga si está de acuerdo con la medida. Nóvoa no tardó en contestar: lo está, aunque culpó al alcalde de la situación.

Quejas de la Fegamp

La Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), mientras, difundió ayer datos sobre la revisión de las ayudas del plan de cooperación de la Xunta, que, según sus dirigentes, pretende favorecer a gobiernos locales del PP. Además del caso de Ourense, el ayuntamiento de Pedrafita pasó de 244.009 euros en ayudas en 2008 a 73.190 en 2009. Ribadavia, de 470.281 euros a 154.676, y O Barco, de 400.000 a 40.000, con lo que ha pasado de 53 operarios contratados a sólo siete. Todos ellos están gobernados por el PSdeG.

El presidente de la Fegamp, el socialista Carlos Fernández, sigue a la espera de concertar una reunión con la conselleira de Traballo, Beatriz Mato, para trasladarle las quejas de los alcaldes. El fondo de cooperación está dotado con 38 millones de euros, y su reparto nunca había generado "grandes discrepancias", aseguró Fernández.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de junio de 2009