Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La abstención en Cataluña

La derecha no falla en su bastión

En el barrio de Tres Torres votaron el 50% de los vecinos, la mayoría al PP

La derecha no falla a su cita con las urnas. Este lugar común -también llamado regularidad estadística- cobra vida en las calles desiertas del barrio de las Tres Torres, que discurren bajo los plataneros, entre pisos de lujo y clínicas privadas. Allí proclama Marta Roca: "Como se es culé, yo voto siempre Convergència".

No falló el domingo, ni tampoco falló la mitad (un 49,3%) de sus vecinos en este barrio entre Sarrià y Sant Gervasi. No es mucho, pero supera en más de 10 puntos la media catalana (38,5%). Como la alta participación, también la victoria de la derecha es tradicional en Tres Torres. El Partit dels Socialistes obtuvo el 8,9% de los votos. A gran distancia, Convergència i Unió logró el 35,3%. Ganó en todo el distrito, pero no en Tres Torres, donde el Partido Popular venció con el 42,2%.

"Tenemos un electorado fiel, ésa es una nuestras grandes fuerzas", se congratula el convergente Joan Puigdollers, presidente del consejo del distrito, donde CiU y el PP suman 15 escaños, frente a los cuatro del bipartito gobernante, PSC e Iniciativa. "Nos beneficia la participación", coincide Àngels Esteller, segunda del PP municipal y concejal adjunta de ese distrito. "La derecha vota en bloque, no como la izquierda", concede Imma Clarà, la consejera del distrito de ICV.

Unos (populares) aseguran que el voto contra Zapatero ha movilizado su electorado, otros (convergentes) aluden a las ganas de castigar al tripartito, pero todos buscan causas más profundas. "La gente aquí tiene buen nivel de estudios y conciencia cívica", dice Puigdollers. "La media de edad es algo más alta que en otros sitios, así que muchos recuerdan la época en la que no podían votar", añade Ignasi Genovès, presidente de la agrupación de CiU en el distrito, una de las más grandes de Cataluña, según explica. En ella militan "todos los jefes" nacionalistas: Artur Mas, Jordi Pujol y Xavier Trias son vecinos del distrito.

Óscar, que vive en L'Hospitalet pero trabaja en el colmado del barrio, opina que si el vecindario vota tanto será que "por las empresas que tienen, les interesa que salgan determinados partidos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de junio de 2009