Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:ANÁLISIS

Un poco más transparente

Los parlamentos controlan al ejecutivo, pero ¿quién fiscaliza a los diputados? Dos webs, www.parlorama.eu y www.votewatch.eu, recién estrenadas en Bruselas, permiten que los electores sepan si cada uno de sus eurodiputados y los grupos de la Eurocámara trabajaron como hormigas o cigarras. Es un paso hacia una mayor transparencia democrática.

La reacción airada que suscitó la primera de esas webs, afín a los radicales italianos, ilustra hasta qué punto incomoda a los parlamentarios que los ciudadanos escudriñen su trabajo. Días después la segunda web, elaborada por politólogos belgas y británicos, fue acogida con resignación.

Prensa y sociedad civil celebraron, en cambio, la aparición de dos instrumentos sin precedentes de control democrático. Ahora hay que ir más lejos. "Me gustaría ver algo similar para el Consejo de Ministros" de la UE, declaró Jana Mittermaier, que dirige la delegación bruselense de la ONG Transparency International. El grueso de las deliberaciones del Consejo, que tiene competencias legislativas, son secretas y también sus votaciones aunque algunas acaban trascendiendo.

A nivel nacional o regional también sería deseable ir más allá. Los datos que recopilan las dos nuevas webs han sido todos extraídos de la página electrónica de la Eurocámara que los suministra pero no ofrece comparaciones. Sería imposible hacer lo mismo a partir de ninguna de las webs de las Cortes españolas o de los parlamentos autonómicos porque no los proporcionan.

Poder conocer, a través de webs independientes, la asiduidad de los diputados en plenos y comisiones, la participación en votaciones, el número de intervenciones, enmiendas presentadas o preguntas formuladas "daría un impulso a la democracia representativa algo averiada en Europa", según Flavien Deltort, artífice de www.parlorama.eu.

Es verdad que, por ejemplo, en el Congreso los diputados de los grupos más pequeños saldrían aventajados por esos cotejos. Participan en numerosas comisiones mientras que socialistas y populares sólo acuden e intervienen a petición de sus jefes, los portavoces parlamentarios. Una introducción explicativa o notas a pie de página servirían para que el lector no haga una interpretación distorsionada de las comparaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de junio de 2009