Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'brotes verdes' esquivan la región

Madrid es una de las tres comunidades donde el paro aumentó en mayo

La crisis ha actuado como un cuchillo en la economía y ésta se ha comportado como si fuera mantequilla. Con un corte ha reventado la burbuja inmobiliaria, ha afectado al sector financiero y ha provocado la hemorragia del desempleo. Madrid no escapa. Acumula 15 meses consecutivos de subidas del paro. En las listas del INEM ya hay 417.273 madrileños. En mayo engordó en 2.131 desempleados, un 0,51% más que el mes anterior, según las últimas cifras del Ministerio de Trabajo. Un dato negativo porque el paro se redujo en el conjunto del Estado. Tan sólo la Comunidad Valenciana, Canarias y Madrid afearon los buenos datos del resto. "La economía madrileña es ciclotímica. Cuando el ciclo es alcista, es la que más crece. Pero ahora es una de las que más empleo destruye", explica Pablo Vázquez, profesor de Economía Aplicada de la Complutense. En el último año, 154.613 personas se han quedado sin trabajo, una subida del 58,8%, que supera en cinco puntos a la media nacional. "Tampoco es tan negativa la cifra de Madrid", precisa Vázquez. En realidad el paro roza el cambio de tendencia. Aunque sea un espejismo.

El Plan E del Gobierno, que entregó dinero a los ayuntamientos para infraestructuras, ha tirado del empleo. También lo ha hecho el efecto estacional: la proximidad de las vacaciones y las rebajas de verano aceleran la contratación en el sector servicios. Precisamente ése es el argumento al que se agarran los responsables regionales. La consejera de Empleo, Paloma Adrados, indicó ayer que "la caída del paro se ha producido sobre todo en las zonas turísticas. Madrid no tiene ese efecto".

El hecho es que el desempleo sigue creciendo. Los nuevos parados proceden de los servicios y la industria. Florentino Felgueroso, investigador de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, subraya que tienen un perfil diferente al del resto de España. "La mayoría de los nuevos parados están más cualificados, tienen más expectativas de encontrar empleo. Es un paro de calidad que conlleva más gasto en prestación". La cuantía media que recibe un desempleado en Madrid es de 859 euros, unos 25 euros más que la media nacional.

Los malos datos del paro en Madrid difundidos ayer provocaron las reacciones de sindicatos y grupos políticos. La secretaria de Empleo de CC OO, Maricruz Elvira, señaló que "el desempleo tiene unas consecuencias mucho más negativas en la Comunidad sin que el Gobierno regional haya puesto medidas". Elvira restó importancia a la estacionalidad.

Su homóloga en UGT, Nuria Albert, alertó de que "la falta de políticas que corrijan la excesiva aportación de la construcción y el consumo al crecimiento económico puede conllevar una destrucción continuada de empleo".

La salida de tono la protagonizó ayer el portavoz del PP de Madrid, Juan José Güemes, quien manifestó ayer: "Da la impresión de que los brotes verdes son de marihuana y se los ha fumado el Gobierno", en alusión a unas declaraciones del ministro de Industria, Miguel Sebastián, que acusó al Gobierno de Esperanza Aguirre de "llevar la contraria" en todas las medidas que podrían mejorar el paro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de junio de 2009