Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los musulmanes sufren

Mejor que en Italia, pero mucho peor que en la media de los grandes países europeos. Es la situación de los musulmanes españoles, procedan de la emigración o hayan nacido en España. Son ya un millón y medio. El 40% ha sido víctima de discriminación en el año anterior (30%, media europea), según la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA). Para llegar a estas conclusiones se ha realizado una encuesta a domicilio con 150 preguntas a 23.500 personas en 14 países de la UE. Las conclusiones provisionales se presentaron ayer en la Casa Árabe, en Madrid. Las definitivas se darán a conocer en Estocolmo a finales de año, cuando Suecia ostente la presidencia de la UE.

España obtiene los peores resultados en conocimiento entre la población musulmana de leyes que prohíben la discriminación y de organizaciones de apoyo y asesoramiento, así como en el número de musulmanes que creen haber sido abordados por la policía por su perfil étnico. Uno de cada tres encuestados ha sido objeto de discriminación y el 11% ha sufrido una agresión racista. Sin embargo, la gran mayoría de los musulmanes entrevistados (79%), sobre todo los jóvenes, no presenta denuncias, en su mayoría porque creen que no servirá para nada. Tampoco confían en las diversas policías del Estado. España supera la media en cifras de musulmanes abordados por esas policías (43% frente a 25% de media en la UE). El 72% cree que la razón es su "perfil étnico" (40% de promedio europeo).

Malta (64%) e Italia (55%) son los países donde se detectan niveles más altos de discriminación, frente a Bulgaria (9%) y Austria (10%), con los más bajos. El 84% de los musulmanes encuestados en España no conoce organizaciones de apoyo o asesoramiento a víctimas de discriminación, muy por encima del nivel europeo.

Los mayores niveles de discriminación se dan en los ámbitos de empleo y servicios privados, como cafeterías, discotecas, supermercados y tiendas, o cuando el musulmán con supuesto aspecto extranjero (aunque sea de nacimiento español) acude a un banco a abrir una cuenta corriente o a pedir un crédito. El jefe del Departamento de Igualdad y Derechos de los Ciudadanos de la FRA, Ioannis Dimitrakopoulos, calificó ayer de "preocupantes" esos datos porque ambas áreas (empleo y vida común) son claves en el proceso de integración.

El informe revela también que los musulmanes de entre 16 y 24 años sufren mayor discriminación que los restantes grupos de edad. La mayoría lo atribuye a su origen étnico. Sólo un 10% cree que el motivo sea su religión. De hecho, la indumentaria tradicional o religiosa (como el velo) no parece aumentar la posibilidad de que la persona sufra una discriminación mayor. En la Europa comunitaria viven entre 13 y 20 millones de personas de religión musulmana, según ese informe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de mayo de 2009