La demanda de clase en valenciano desborda la oferta de la Generalitat

El déficit de plazas se ceba en grandes ciudades como Valencia, Alicante y Elche

La opción de las familias que deciden que sus hijos estudien en valenciano desde los 3 años ha desbordado la oferta pública de plazas de la Generalitat un año más. En el caso de Valencia, el proceso de matrícula revela que existe una clara saturación de la oferta de plazas en valenciano en la mitad de los 19 distritos escolares. La historia no es nueva. La Administración educativa conoce este incremento de la demanda del valenciano desde hace varios cursos.

Hay ejemplos, como el del CP Pablo Neruda, donde en mayo pasado ya hubo 80 solicitudes de valenciano para solo 44 plazas. Este curso, 41 padres del CP Cervantes que han solicitado el valenciano en primera y segunda opción se encuentran con que hay dos líneas de castellano para solo 20 solicitudes y solo una de valenciano para el doble de peticiones. El informe de la inspección educativa es favorable a autorizar un grupo más.

Más información

La situación, en general, se repite en todos los colegios que ofrecen línea en valenciano de los distritos de Ciutat Vella, Extramurs, Jesús, Quatre-Carreres, Campanar, Poblats del Nord o Algiròs, donde además coincide con que la oferta de grupos de valenciano en la red concertada es prácticamente inexistente. Según un estudio de CC OO de la matrícula cerrada del curso 2008-2009 en 159 colegios de Valencia capital, "la enseñanza en valenciano en la concertada no llega al 5% y en la pública solo supone algo más de un tercio". En los 113 institutos de Secundaria la situación empeora, ya que "la oferta en la concertada se reduce al 2,3%", mientras que la en la ESO se mantiene en el mismo porcentaje.

Este esquema de "falta de planificación y saturación" se repite en las principales ciudades, como Elche, Alicante o Castellón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de mayo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50