Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno descarta usar la hucha de la Seguridad Social

El Gobierno quiso despejar ayer las dudas sobre el futuro del Fondo de Reserva, la hucha que asegura la supervivencia del sistema de pensiones y que este mes ha alcanzado los 58.593 millones de euros, lo que supone el 5,35% del producto interior bruto.

El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, descartó la posibilidad de que sea necesario romper la caja fuerte para hacer frente a los crecientes pagos de pensiones. Granado consideró "imposible" que ocurra durante este año. Y que "muy probablemente" la hucha seguirá intacta durante toda la legislatura.

El motivo es que, según establece la ley, sólo se puede recurrir al Fondo de Reserva en el caso de que la Seguridad Social encadene tres semestres de déficit consecutivos. "Ni se rompe la hucha ni se quiebra nada", afirmó categórico en la comisión parlamentaria de seguimiento del Pacto de Toledo.

Respondía Granado al diputado del PP Miguel Barrachina, que le había acusado de "ocultar la realidad" y dio por hecho que a finales de este año habría que romper la hucha. En un tono bronco con continuas menciones a la falta de información del diputado popular, Granado tachó las acusaciones de la oposición de "teorías conspiratorias". "Ahora que hemos acabado con el 11 de marzo, tenemos a la Seguridad Social", señaló.

Casi el 30% de los activos del fondo corresponden a deuda extranjera. Y dadas las crecientes necesidades de financiación que está causando el elevado déficit español, Granado anunció que a lo largo de la legislatura el Gobierno deshará posiciones en deuda extranjera a medida que llegue su vencimiento para invertir todos los recursos del fondo en deuda española. Sólo se exceptuarán, avisó Granado, algunos casos que se justifiquen por criterios de rentabilidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de mayo de 2009