Aumenta la presión en Guatemala para que dimita el presidente

Destituida la fiscal del 'caso Rosenberg' por sus vínculos con el Gobierno

La investigación del asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, que mantiene en vilo a Guatemala, ha tenido un arranque accidentado. La fiscal encargada del caso, Claudia Muñoz, ha sido destituida después de que la oposición denunciara en el Congreso que su hija es la pareja del secretario de Comunicación y portavoz del Gobierno, Fernando Barillas. El detalle tiene relevancia desde el momento en que el caso salpica de lleno al presidente de la República, Álvaro Colom, y a su secretario particular, Gustavo Alejos, acusados del crimen por la propia víctima en un vídeo que grabó antes de morir tiroteado, el pasado domingo.

El fiscal general, Amílcar Velásquez, aseguró que desconocía las relaciones de Muñoz, que se reunió el lunes, día en que se difundió el vídeo, con Alejos y Barillas. Después, fue el propio Velásquez el convocado por el presidente a su oficina privada.

La ONU pide al Ejecutivo que se mantenga al margen de la investigación
Más información
Guatemala sale a la calle dividida por el 'caso Rosenberg'

Ante estas idas y venidas, cuya importancia minimiza el Gobierno, arrecian las voces que exigen a Colom y a Gustavo Alejos que se separen del cargo, al menos mientras duran las investigaciones. "Se trata de una cuestión de credibilidad. Es la única forma de tener unas pesquisas eficaces y transparentes", dice vía telefónica desde Guatemala Otto Pérez Molina, líder del Partido Patriota, principal grupo de la oposición. En el mismo sentido se han pronunciado Madres Angustiadas -una influyente organización de víctimas de la delincuencia-, algunos medios de comunicación y la dirigente indígena y premio Nobel Rigoberta Menchú, que ha pedido que Sandra Torres, la primera dama, deje de ocupar cualquier función pública.

Torres, que controla los cuantiosos programas sociales del Gobierno, también es citada por Rosenberg como parte de una trama de corrupción y desvío de fondos que, según el abogado, ha llevado a su muerte y a la de otras dos personas, el empresario Khalil Musa y su hija Marjorie.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Preocupada por la situación de gobernabilidad, la patronal guatemalteca, por el contrario, cree que no es el momento de renuncias, y que hay que esperar al resultado de las investigaciones. En un comunicado, los empresarios pidieron "cordura, prudencia y madurez cívica y política". Mientras tanto, el fiscal español Carlos Castresana, jefe de la misión de la ONU que colabora en la investigación, ha sugerido a los funcionarios afectados que se mantengan al margen de la investigación y sean "exquisitos tanto en la forma como en el fondo". En una entrevista difundida el miércoles por la agencia Efe, Álvaro Colom dijo que "sólo muerto" lo sacarán del Palacio Presidencial, y denunció de nuevo que el vídeo forma parte de una conspiración contra el Gobierno. "La estrategia de Colom es descalificar el vídeo, o a quien lo grabó. No hay una conspiración ni desestabilización. Hay una denuncia clara sobre tres asesinatos. Y la reacción de Colom indigna aún más a la sociedad", dice Pérez Molina.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS