El debate sobre el estado de la nación

Zapatero sólo tendrá respaldo para sus medidas económicas si acepta ampliarlas

La oposición pretende que la rebaja fiscal llegue a todas las 'pymes' y autónomos - Varias comunidades cuestionan el plan de ayuda para la compra de vehículos

De entrada, José Luis Rodríguez Zapatero no se encontrará en el Congreso de los Diputados con una objeción insuperable a las medidas de más calado económico que presentó en el debate del estado de la nación. Más difícil lo tiene para pactar con las comunidades autónomas su aportación al plan de ayudas para la compra de vehículos. El Grupo Socialista tendrá que negociar a fondo porque los grupos parlamentarios de la oposición le exigirán que amplíe el número de beneficiarios.

Antes de pasar del enunciado de las medidas a su concreción en leyes y decretos, el Gobierno debe lograr apoyo para las votaciones de las resoluciones posteriores al debate, que se producirán el martes. Esas resoluciones reflejarán las propuestas del presidente del Gobierno aunque el nivel de concreción será variable, ya que en la mayoría de los casos serán futuros proyectos de ley, decretos o desarrollo de reglamentos.

Galicia y Madrid se niegan a aportar 500 euros por cada vehículo adquirido

Más información

El portavoz del Grupo Socialista, José Antonio Alonso, empezó ayer a sondear a los posibles socios, sin discriminar origen ideológico, y la negociación seguirá el fin de semana. Al tiempo, la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, también hizo su propia ronda, en la que incluyó al portavoz de ERC, Joan Ridao. Éste le trasladó su disposición a apoyar aquellas que comparta, sin incompatibilidad con votar alguna del PSOE.

De las tres medidas de más calado -reducción limitada del impuesto de sociedades, fin de las deducciones por vivienda y ayudas al automóvil- la mayoría de los grupos coinciden en exigir que se amplíen. La reducción en cinco puntos, durante tres años, del impuesto de sociedades a las empresas que hayan mantenido su plantilla en 2009 les parece bien a CiU, ERC, BNG, Coalición Canaria y Grupo Mixto, con el matiz de que exigen que no se pongan condiciones y que el beneficio sea para pymes y autónomos. El PP tiene su propia propuesta, e IU e ICV quieren restringir al máximo la bajada de impuestos. El PNV se unirá a los postulados de CiU pero precisa que tal medida no afecta a la comunidad vasca al tener su propia fiscalidad.

Esa misma situación la repite el PNV para la medida de suprimir la desgravación en el IRPF por hipoteca a las rentas que superen los 24.000 euros anuales. CiU y PP se oponen radicalmente, en tanto que ERC, IU, ICV, BNG y CC exigirán ampliar el umbral de renta, de tal forma que esa desgravación desaparezca realmente para quienes tengan ingresos más altos.

Hay matices también a la propuesta de subvencionar con 2.000 euros la compra de un vehículo nuevo. Esa cantidad es producto de la suma que ha hecho Zapatero de los 500 euros que pone la Administración central; otros tantos, las comunidades autónomas y 1.000, los fabricantes. CiU estudia enmiendas a esa medida pero, para empezar, pide que su entrada en vigor sea a partir del 12 de mayo; es decir, el día en que el presidente hizo la propuesta. Por su parte, ERC también presentará enmiendas a la resolución del PSOE, pero pretende retrotraer la entrada en vigor al 1 de enero. Por su parte, IU e ICV necesitan aún tiempo para pensar esa medida pero estudiarán dos vertientes: la exigencia medioambiental y el efecto en los puestos de trabajo. Lo mismo ocurre con el PNV que quiere estudiarla, aunque se muestra molesto por las formas, ya que no se ha consultado previamente a las comunidades: "Nos invitan a cenar y paga otro", asegura Erkoreka. Esa implicación de las autonomías también es invocada por el BNG para pedir tiempo, aunque no se cierran a su adopción.

En el plan de ayudas directas al automóvil, Zapatero pintó ayer un panorama demasiado optimista de la colaboración de las comunidades, a la vista de la cascada de reacciones negativas o, cuando menos, desconfiadas. Los gobiernos autónomos, que tienen que poner 500 euros por cada coche, se reúnen hoy con el ministro de Industria para pactar esta medida. "No se va a imponer, no podríamos tampoco", reconoció Zapatero. Pero le pareció que la propuesta es "razonable" ya que el impuesto de matriculación lo cobran íntegro las comunidades.

Pero el plan ha causado malestar y reticencia, para empezar, en el Gobierno catalán (PSC, ERC e ICV). Aunque la Generalitat lleva meses reclamando medidas que estimulen la demanda, no le sentó nada bien que Zapatero lo haya hecho sin consensuarlo primero y considera que medidas de este tipo "es mejor anunciarlas cuando se ponen en marcha, el mismo día o el siguiente", según el secretario general de Industria de la Generalitat, Antoni Soy. "En caso contrario pueden provocar un efecto perverso que puede posponer las ventas". A la Generalitat no le salen los números y le trae más a cuenta no hacer nada, a pesar de sufrir una caída de las matriculaciones del 42%. Sólo recaudaría más si la medida supusiera un aumento de las matriculaciones del 29% (44.830 vehículos más en relación a los 89.000 previstos para este año).

Compras paralizadas

En línea con lo pronosticado por el responsable catalán, en Canarias, los concesionarios paralizaron ayer mismo todas las compras que se hayan acogido al anterior plan VIVE, a la espera de que se conozcan los detalles del nuevo plan. Además, la Consejería de Industria anunció que no tiene dinero para afrontar 500 euros por vehículo. Por parte de Baleares, tampoco hubo una adhesión decidida al plan. En todo caso, lo harán "protestando y poco satisfechos", dijo su consejero de Presidencia.

La negativa más frontal llegó de Galicia, donde la Xunta del PP rechazó el anuncio de Zapatero de forma tan tajante que se puso muy difícil rectificar. El consejero de Economía e Industria, Javier Guerra, llegó a acusar al Gobierno de "meter la mano en el bolsillo de los gallegos". Andalucía y País Vasco esperaron a la reunión de hoy con Industria antes de adelantar una posición.

Desde Madrid, la presidenta Esperanza Aguirre pidió desgravaciones, en vez de ayudas directas. Aguirre recordó que la financiación de las comunidades está aún sin reformar "y resulta que ahora tenemos que pagar 500 euros porque lo dice Zapatero".

Con información de Serafí del Arco, Pablo López y Juan Manuel Pardellas.

Los distintos tonos de Zapatero con la oposición

Zapatero ha modulado el grado de dureza de sus respuestas. Desde el tono duro con Rajoy, al amable con Coalición Canaria y BNG, pasando por la combinación de ambos con Duran.

- Extrema dureza con Rajoy. Al líder del Partido Popular le respondió sin concesiones y en tono personal: "Ha utilizado un tono faltón y despreciativo" y "lo que rebato es la demagogia, la inconsistencia y la incoherencia".

- Duro, pero respetuoso con Duran Lleida. Con el portavoz de CiU combinó las invitaciones al diálogo con la contundencia: "Le agradezco el tono de su intervención" y "permítame que ponga en duda que usted pueda hablar en nombre de Cataluña".

- Contenido con Erkoreka. La última vez le llamó "tontorrón" y anteayer se contuvo tanto como que, por primera vez, renunció

a su último turno de réplica. "Necesitamos abrir una puerta a un tiempo de reflexión, de sosiego, de tranquilidad", "no me lleve al extremo de lo absurdo. Le puedo asegurar que el PSOE sabe muy bien dónde va y muchos estamos esperando ver adónde va a ir el Partido Nacionalista Vasco".

- Contundente con Ridao. Sin ceder terreno, pero sin descalificaciones, con el portavoz de ERC: "Es evidente que hay una distancia clara, no nos vamos a engañar, entre nosotros"; "no nos atreveríamos a hablar nunca, ni el PSC se atrevería a hablar nunca, en nombre de Cataluña"

y "no me parece lo más acertado hacer esa disección un poco simplista de equiparar al PP y al PSOE".

- Dialogante con Llamazares y Herrera. Con los diputados de IU e ICV repartió llamamientos al diálogo: "Trabajaremos para intentar el máximo entendimiento posible", "el señor Herrera tiene ideas y nos parecen de extraordinaria importancia, trabajaremos para intentar el máximo entendimiento posible, igual que con el señor Llamazares, desde las discrepancias o las aproximaciones".

- Seductor con Oramas. Los dos votos de Coalición Canaria merecen el esfuerzo de seducción: "Le agradezco extraordinariamente que opte por la posición de intentar llegar a acuerdos en beneficio de Canarias", "le agradezco su disposición al acuerdo, y espero que con los anuncios concretos que acabo de expresar (...) podamos haber contribuido hoy a dar más confianza y expectativas a todos los ciudadanos de Canarias, a los que el Gobierno trata de sentir muy cerca. Agradezco sus palabras. Creo que son la expresión de la responsabilidad compartida".

- Elogioso con Jorquera. Zapatero quiere recuperar el apoyo de los dos diputados del BNG y se deshizo en elogios: "Le agradezco especialmente su tono, siempre constructivo con el Gobierno, y por ello permítame que le exprese una vez más mi respeto y mi aprecio a la formación política que usted representa en esta tribuna. Sepa que tenemos un terreno de diálogo".

- Amable con Barkos. Siempre ha tratado con deferencia a la diputada de NaBai: "En esto tiene usted una gran coherencia, porque mantiene siempre un tono elegante en la tribuna, a pesar de las múltiples circunstancias políticas que pueden existir, y eso siempre es necesario reconocerlo y ponerlo en valor. Siempre ha mantenido una actitud muy correcta, sabiendo que no es fácil la posición que el PSOE adoptó, que no es agradable para Nafarroa Bai, que no es satisfactoria, soy muy consciente de ello, y se lo agradezco de manera singular".

- Atento con Salvador. En un debate reciente, Zapatero agradeció a Salvador (UPN), que procede del Grupo Popular, su apoyo expreso a la lucha antiterrorista y, desde entonces, le trata con deferencia. Ayer le repitió frases como: "Quiero agradecerle su intervención".

- Frío con Díez. No ha cambiado en toda la legislatura su tono frío con la diputada de UPyD: "Supongo que estaremos todo el tiempo que dure la legislatura hablando algo de centralismo y de autonomías" y "tiene un afán puramente de descalificación política".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 14 de mayo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50