Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Ciencia e Iglesia católica

Martínez Camino, portavoz de la Conferencia Episcopal, en el artículo publicado en EL PAÍS el 25 de abril de 2009 relativo a la investigación con células madre, dice cosas como "se elimina a los enfermos para dejar vivir a los sanos"; "se selecciona a unos para la muerte y a otros para la vida".

Si la ciencia tuviese que regirse por estos señores, Andrés, el niño sevillano, continuaría siendo un niño enfermo, y Javier, su hermano, podría acompañarle padeciendo la misma enfermedad. ¿Se creen ustedes que puede haber una madre que si tiene la posibilidad de curar a su hijo enfermo no lo haría mediante la selección genética? Yo me considero cristiano y no veo nada malo en que utilizando la ciencia nazcan niños sanos; más bien casi me parece un milagro.

Después tenemos los enfermos de alzhéimer, párkinson, sida, cáncer, etcétera, que están esperando a ver si la ciencia les llega a tiempo. Con su criterio, ni esa esperanza tendrían; cualquiera de nosotros puede llegar a padecer esas enfermedades, por lo que sólo nos queda confiar en la buena disposición del Gobierno actual -al que la Conferencia Episcopal no para de criticar por todo-, que, pese a quien pese, sigue apoyando a la ciencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de mayo de 2009