Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escándalo por las 'misses' de Berlusconi

La esposa de Il Cavaliere critica la elección de "coristas" para las listas europeas - La fundación de Fini, el gran aliado del primer ministro, denuncia su machismo

El primer revés serio del tercer Gobierno de Silvio Berlusconi ha llegado desde un lugar inesperado: el dormitorio conyugal. Su segunda esposa y primera dama, Veronica Lario, ha criticado muy agriamente la forma de hacer política de su marido, y dejó caer que es "machista" y propia de un "emperador". Lario dijo a la agencia Ansa que utilizar a coristas, actrices y concursantes de Gran Hermano para renovar la imagen del partido con vistas a las elecciones europeas es una "vergüenza impúdica".

Ex actriz y corista ella misma, Lario confiesa que esa política la hace "sufrir" a ella y a sus hijos, que son "víctimas de toda esa basura machista". "Alguno ha escrito que todo eso sirve para entretener al emperador", disparó la señora Berlusconi. "Lo comparto".

Es una "vergüenza impúdica" utilizar actrices para renovar el partido, dice Lario

"Se ha dejado manipular por la prensa de izquierdas", responde Berlusconi

El ataque de Lario, que ya en 2007 reprendió a su marido por coquetear con Mara Carfagna, actual ministra de Igualdad de Oportunidades, causó gran alboroto en Italia y también en Polonia, donde se encontraba de visita Berlusconi.

Aunque los nombres de varias supuestas candidatas circulaban desde hace días porque algunas veline televisivas (así se llaman ahora las sucesoras de las mamachicho) habían seguido un cursillo acelerado de política en la sede del Pueblo de la Libertad (PDL), el partido no había confirmado ningún nombre de forma oficial.

Quizá por eso, Berlusconi respondió ayer entre irritado y divertido a la "señora" Veronica desde Varsovia. "Se ha dejado manipular por la prensa de la izquierda, y ha creído en noticias absolutamente infundadas. Me disgusta", dijo, "que la señora haya caído en esa maniobra de la oposición".

En realidad, las primeras denuncias de machismo rampante contra los castings de bailarinas-políticas partieron del think tank de Gianfranco Fini, su teórico delfín, compañero de partido y presidente de la Cámara de Diputados. A través de la revista digital de la Fundación Fare Futuro, la profesora universitaria Sofía Ventura denigró la política de "caras y cuerpos bonitos y currículos vacíos". Ayer, Berlusconi confirmó que presentará "a tres de esas supuestas veline" en las listas de Estrasburgo. "Saldrán conmigo en cada mitin, yo les preguntaré '¿Vosotras sois veline?', y ellas explicarán cuáles son sus títulos [universitarios] y qué han hecho hasta ahora. Haremos un figurone", un gran papel".

Las tres jóvenes elegidas (sólo tres entre 69 candidatos) son Lara Comi (ex estudiante en la prestigiosa Universidad Luigi Bocconi de Milán y coordinadora de los jóvenes de Forza Italia en Lombardía), Licia Renzulli (que fue candidata en las elecciones generales por la región de Marche y misionera ocasional en Bangladesh) y Barbara Matera, actriz y anunciante, licenciada en magisterio por Roma y prefinalista del concurso Miss Italia 2000.

Como el genio de la publicidad que es (toda Europa conocerá antes a las candidatas del PDL que a las suyas), Berlusconi recordó que quiere "renovar la clase política con personas cultas, preparadas y que garanticen su presencia en todas las votaciones". "Nunca el PDL", añadió, "llevará a Europa a personajes malolientes y mal vestidos como esos que circulan por los hemiciclos parlamentarios con ciertos partidos"

El enigma que no deja dormir a los italianos es ahora otro: ¿Por qué asistió Berlusconi el domingo por la noche a la fiesta de cumpleaños de una muchacha napolitana de 18 años llamada Noemí? Il Cavaliere recorrió cientos de kilómetros desde L'Aquila y atravesó la peor carretera de Campania para llevar en persona un collar de oro y brillantes a Noemí, quien le recibió al grito de "¡Ciao, papi!".

Ayer se supo que la moza estudia (publicidad gráfica) y es hija de una rubia ex corista (otra) y de un funcionario municipal. Noemí apareció en los periódicos con corona, su collar y uñas postizas, y enseñó un libro sobre el PDL, regalo de "papi" y dedicado: "A mi pequeña Noemí, mi pequeña gráfica publicitaria, de su papito putativo".

La muchacha explicó que conoce a Berlusconi desde pequeña, ya que "es buen amigo de la familia", y reveló que a menudo canta con el primer ministro las canciones de Mariano Apicella, intérprete napolitano de temas escritos por Silvio Berlusconi, y que le ve "en Roma y en Milán, porque él no siempre puede venir con todo lo que tiene que hacer".

El concepto papi no ha gustado nada a Lario, que en vez de pedir el divorcio se quejó a Ansa de que Berlusconi "jamás ha ido a ningún 18 cumpleaños de sus hijos aunque siempre fue invitado". El premier minimizó así su incursión napolitana: "Fue un brindis y alguna foto. Es otra instrumentalización. ¿Mis hijos? Me siento el más amado de los padres".

Y así zanjó, de momento, la primera crisis conyugal del Gobierno Berlusconi, más conocido desde ayer en las webs como Gobierno Papi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de abril de 2009