Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:HUGH JACKMAN | Actor

"Soy un hombre de muchos oficios, aunque maestro de nada"

Hugh Jackman tiene fama de ser un tipo a lo George Clooney, es decir, listo, amable y con capacidad para no tomarse en serio. Ambos han llegado a Hollywood ya maduros y con suficiente carrera como para conocer el lado ruin del negocio. Lo primero que sorprende del australiano en esta suite de un hotel madrileño es que su rostro refleje sus 40 años: no hay trampa ni botox. Jackman es el resultado final de una carambola digna de la historia del cine. Todo comenzó con la inesperada suplencia para encarnar a Lobezno. El tipo curtido en musicales de la televisión australiana acabó presentando con enorme éxito la última gala de los Oscar y convertido en gran estrella de cine.

Y a Madrid llega Jackman para hablar de X-men orígenes: Lobezno, que describe la conversión del mutante Logan, con capacidad para sanar y unas garras retráctiles, en Lobezno, el superhéroe con esqueleto de aleación indestructible. El éxito de las tres partes de X-men ha llevado al estudio Fox a exprimir la gallina de los huevos de oro... y esa gallina empieza a tener síntomas de asfixia. Sin embargo el actor, sonriente, entra a cualquier trapo.

"La copia que se filtró de 'Lobezno' es como un árbol de navidad sin luces"

"Aprendes cuando te la juegas, y arriesgar en público es difícil"

MÁS INFORMACIÓN

Pregunta. Se declaró con el corazón roto tras la aparición en Internet de una copia sin terminar del filme...

Respuesta. Primero me invadió el enfado. Hubo técnicos que estuvieron tres días sin dormir para rematar la película, y de repente ves en Internet colgada una versión que parece un árbol de Navidad sin luces, en la que no se ve el esfuerzo de tanta gente. Entiendo el interés del público por X-men orígenes: Lobezno, pero este trabajo merece ser visto en pantalla grande. Y creo que a pesar de la filtración será un gran éxito. Me ha sorprendido agradablemente el apoyo de los internautas, protestando por esta acción, y por supuesto, el respaldo de toda la comunidad cinematográfica.

P. Internet es así. A usted le pillaron haciendo trampas con Twitter, porque no escribía sus textos sino que se los dictaba a un técnico en Los Ángeles que escribió mal el nombre de la Ópera de Sidney, su ciudad natal...

R. Internet es una gran plataforma para conectar con los aficionados. Me contaron lo de Twitter y vi la oportunidad para dar publicidad a mis gustos, mis actuaciones, causas benéficas... Pero tenía que dictar, porque no tenía mucho tiempo...

P. En X-men orígenes... su hermano, también mutante, dice "no te resistas, es lo que somos". Y viéndole en los Oscar, usted parece disfrutar más que de estar actuando, de ser actor.

R. Australia es un país enorme con poca población, y lo tradicional es que de tu profesión sepas muchas cosas diferentes, para que estés preparado para hacer de todo. Aprendemos a cantar, bailar, declamar... Siempre he amado la variedad. Me he convertido en un hombre de muchos oficios, maestro de nada.

P. ¿Por eso triunfan los actores australianos en Hollywood?

R. Somos muy completos, nos gustan los riesgos. Tenemos que luchar mucho por nuestro trabajo, cada prueba es una aventura. Y no nos importa viajar. Es más fácil para un australiano emigrar a EE UU porque somos países de grandes extensiones, con historias parecidas y cierto espíritu común.

P. También es cierto que cuando aterrizan en Hollywood usted o Russell Crowe no tienen que madurar en la pantalla o defender un rostro angelical.

R. Esa transición es muy complicada cuando la haces en público. Aprendes como actor cuando te la juegas, y arriesgarte públicamente es difícil. Por eso, lo que ha hecho DiCaprio es espectacular, transformándose poco a poco. A Shirley Temple nadie quiso verla ni de adolescente.

P. Ya ha encarnado cuatro veces a Lobezno. ¿Aún le sorprende el personaje?

R. Más que nunca. Tiene más de un siglo, un pasado rico en dolor y experiencias, que encima es borrado, lo que le añade un matiz. Tiene una dualidad fascinante como animal y ser humano, su apego al compañerismo, a la hermandad y a la vez su huida de la vida social. Todas esas cosas hay que sumarlas al papel, para que evolucione, y eso es muy estimulante. Cuando acabamos X-men 3, no tenía muy claro hacia dónde podíamos avanzar y este salto a sus inicios es la respuesta correcta.

P. Le han ofrecido otros personajes de cómic.

R. No realmente.

P. ¿Sólo hará Lobezno?

R. ¿Cuál voy a encontrar más interesante, que juegue con esa oscuridad?

P. Su look de camiseta currela está creando escuela...

R. Pues tengo centenares de ellas de los rodajes. Para el verano en España vendrán bien. Yo se las regalo a todas mis fans españolas que las quieran.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de abril de 2009