Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan para financiar TVE indigna a los productores de cine

Los productores de cine no quieren compartir con los de series para televisión el 5% que las cadenas deben dedicar a financiarles. La propuesta está en el plan del nuevo modelo de financiación de RTVE que maneja el Gobierno, y es una manera de compensar la tasa del 3% que el Gobierno quiere imponer a las televisiones privadas a cambio de que la pública deje de competir con ellas por el pastel publicitario.

Con el Festival de Cine de Málaga como fondo, los productores realizaron duras acusaciones contra Uteca, organismo que agrupa a las seis cadenas comerciales (Antena 3, Telecinco, Cuatro, La Sexta, Veo TV y Net TV). E hicieron una severa advertencia: si finalmente se aprueba la incorporación de las series a ese 5%, "no habrá un solo euro para el cine".

La preocupación, o más bien la indignación, por parte de la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales de España (FAPAE) y su presidente, Pedro Pérez, fue evidente y clara. Pérez cargó contra el PP, que el martes presentó una enmienda al decreto de medidas urgentes para la regulación del sector audiovisual en este sentido. "Ahora pretenden desmontar el sistema de inversiones de las televisiones puesto en marcha por ellos mismos", dijo.

"Ayuda" a las cadenas

Esta "ayuda" a las cadenas se contempla como medida para compensar de alguna manera la nueva tasa a las cadenas privadas. Por eso el presidente de la FAPAE se mostró sorprendido de que Uteca, "que no ha parado de calificar a los cineastas y productores de pedigüeños", pretenda ahora olvidarse de la obligación de invertir en cine, tal y como marca la ley y avaló el Tribunal de Luxemburgo. "Nosotros sólo exigimos que se cumpla escrupulosamente la ley, no pedimos un euro más", añadió Pérez.

Otra de las prioridades de los productores es su lucha contra la piratería. A preguntas de los periodistas, Pérez, después de recordar que España es el primer país del mundo, después de China, en descargas piratas, pidió un debate en torno a Internet que, en un futuro no muy lejano, será la gran ventana de acceso de los espectadores al cine. "No se puede uno apropiar de lo ajeno. Tenemos que empezar por educar a la gente para que sean conscientes de que están cometiendo algo ilegal", añadió Pérez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de abril de 2009