Zapatero desautoriza las opiniones "superficiales" del Banco de España

El PSOE exhibirá en la campaña las políticas más de izquierda del Gobierno

No le mencionó por su nombre pero todo el Comité Federal del PSOE pudo comprobar "la irritada contención" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando se refirió a las apreciaciones del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, sobre el peligro del sistema de pensiones, por el adelgazamiento de la caja de la Seguridad Social. "Todos los gobernadores de los bancos centrales hacen ese tipo de apreciaciones; se sitúan por encima y parece que los Gobiernos sí, pero ellos no tienen responsabilidad alguna en nada de lo que ocurre". Este fue el sentido de las reflexiones de Zapatero, según media docena de asistentes a la reunión del Comité Federal, aunque la reproducción no es literal. "En todo caso no hay que tomar en demasiada consideración lo que dicen los gabinetes de estudio de los bancos centrales porque sus admoniciones suelen basarse en análisis muy superficiales". Con esta descalificación del presidente, los dirigentes del PSOE tomaron conciencia del enojo del presidente con Fernández Ordóñez.

"El candidato del PP perteneció al Gobierno que más nos alejó de Europa"
Más información

Este sentimiento es el que embarga al Gobierno, según fuentes del Ejecutivo y, al PSOE. La preocupación por las palabras de Fernández Ordóñez, que añaden más temor y zozobra a los ciudadanos, según dirigentes del PSOE, se reflejó en la pregunta que dio ayer pie al presidente a que se supiera su opinión. El senador por Badajoz Francisco Fuentes lamentó la "descoordinación" que se había apreciado estos días y, entre distintos asuntos, dejó sobre el tapete las alarmantes previsiones de Fernández Ordóñez. Lo cierto es que Zapatero sólo contestó a esto último, y no a las declaraciones contra la policía del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, que también había sido mencionada.

Pero siguió la discrepancia con el Banco de España en las respuestas que Zapatero ofreció al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, y al diputado por Granada, de Izquierda Socialista, José Antonio Pérez Tapias. Zapatero les tranquilizó sobre la reforma de la ley de las Cajas de Ahorro, en el sentido de que no irá en la línea que propone el Banco de España. En todo caso, que es lo que interesaba a los interpelantes, se mantendrá la representación de las comunidades autónomas. Hubo una primera intervención de Zapatero en la que aludió a los "guardianes de la ortodoxia", a los que reprochó sus críticas porque el Gobierno incurra en déficit para alimentar la protección social. A este respecto, la secretaria de organización, Leire Pajín, aseguró que el presidente se refería a la "derecha" y no al gobernador del Banco de España.

Pero ayer se trataba, sobre todo, de dar el pistoletazo de salida a la campaña para las elecciones europeas del 7 de junio, con la aprobación del Manifiesto Europeo. Y más que nunca, se asistirá a la distinción entre derecha e izquierda en España y en Europa.

El presidente pidió a los suyos que durante la campaña defienda la política "de izquierda" del Gobierno, para tratar de conjurar el peligro de la fuga de ese voto. Y recordó las leyes en marcha de extensión de derechos y protección social. El anticipo de campaña lo dio ayer Juan Fernando López Aguilar, que encabeza una lista que fue apoyada por unanimidad.

De algunas ausencias habló el diputado de Izquierda Socialista, Juan Antonio Barrio de Penagos, que echó en falta a Carlos Carnero y Francesc Vicens. El presidente alabó a los salientes y, sobre todo, a los que entran, en contraste con el número uno del PP, Jaime Mayor Oreja. "El PP ha puesto a un político que, junto con Rajoy, fue ministro del Gobierno que más nos alejó de Europa", sentenció Zapatero.

José Blanco y José Luis Rodríguez Zapatero, durante la reunión del Comité Federal.
José Blanco y José Luis Rodríguez Zapatero, durante la reunión del Comité Federal.CRISTÓBAL MANUEL

Sobre la firma

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción