Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cae el cupo de inmigrantes para trabajar de temporeros

La Administración quiere incorporar este año mano de obra de parados catalanes en la campaña de recolección de la fruta de Lleida, que se iniciará a primeros de junio y finalizará a finales de octubre, y de esa manera reducir en una quinta parte el contingente de trabajadores extranjeros contratados en sus países de origen. Las organizaciones agrarias calculan que necesitarán unos 6.200 temporeros.

El Servicio de Ocupación de Cataluña (SOC), del Departamento de Trabajo, envió a principios de año un total de 9.300 cartas a parados de Cataluña con la propuesta y 2.800 contestaron afirmativamente.

La comisión que prepara la campaña de recogida de la fruta quiere que este año se autorice a contratar sólo a 1.000 trabajadores en origen, la mayoría de ellos en Colombia, Mali y Senegal, y que el resto de las ofertas de trabajo sean cubiertas por parados, un colectivo cada vez numeroso debido a la crisis. El año pasado se contrató en origen a 4.600 trabajadores extranjeros, de los cuales el 80% eran rumanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de abril de 2009