Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conde-Pumpido incendia a la policía al criticar su falta de colaboración

El fiscal pide informes sobre listas 'abertzales' a la Guardia Civil para "ir a lo seguro"

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, convulsionó ayer a toda la clase política y judicial al arremeter insospechadamente contra la policía y ponerla en evidencia frente al trabajo "seguro" de la Guardia Civil, lo que dejó conmocionadas a las autoridades de Interior e incendió a los sindicatos policiales, que exigieron su dimisión. Conde-Pumpido criticó a la policía porque, dijo, no colaboró cuando se le pidieron informes sobre las listas del entorno etarra en pasadas convocatorias electorales, razón por la cual ante las próximas elecciones europeas sólo se ha dirigido a la Guardia Civil.

Altos cargos policiales barajaron ayer por la tarde presentar su dimisión si su trabajo no era públicamente respaldado. Responsables del Gobierno expresaron su asombro y rechazo al gesto de Conde-Pumpido por "inexplicable" e "innecesario", al tiempo que el PP exigía la comparecencia parlamentaria del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Denuncia que los documentos se entregan a Garzón y no a la Fiscalía

Por la tarde se escenificó una pacificación entre el fiscal general y el director general de la policía, Francisco Javier Velázquez, que concluyó en que, según dijeron, la falta de colaboración policial criticada por Conde-Pumpido "ya se ha arreglado" y "no se producirá más". El fiscal general matizó que "en general, la Policía colabora magníficamente con la Fiscalía".

A primera hora de la mañana, en el curso de un desayuno informativo organizado por Europa Press, el director de la agencia, Javier García-Vila, había preguntado al fiscal general si se había detectado alguna candidatura próxima a ETA para las elecciones europeas. "Se han abierto unas diligencias de investigación en la Fiscalía del Tribunal Supremo y se ha solicitado un informe a la Guardia Civil, no a la policía..." respondió Conde-Pumpido. El moderador le interrumpió: "¿Por qué esa distinción?". El fiscal del Estado dijo entonces que en las últimas ocasiones la policía "no ha seguido las instrucciones de la Fiscalía y sólo las del juez instructor", en alusión a Baltasar Garzón.

Ante el estupor general y en medio de los murmullos del salón, abarrotado de personalidades, Conde-Pumpido explicó que es la Fiscalía del Supremo la que tiene que recibir los informes de la Guardia Civil y de la policía. "En ocasiones no hemos recibido los de la policía, sólo los de la Guardia Civil", reiteró. Confirmó que había hablado con Interior del asunto, pero prefirió "no seguir con este tema". Al acto asistían el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, y el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, además de numerosos magistrados y fiscales jefes, que se quedaron estupefactos ante las palabras del fiscal.

Conde-Pumpido reiteró después que el informe sólo se había pedido a la Guardia Civil porque al no recibir los informes policiales, "este caso concreto se fue a lo seguro".

La Dirección General de la policía y de la Guardia Civil aclaró de inmediato que los informes de la policía sobre dichas listas "se hicieron llegar a la Fiscalía del Tribunal Supremo a través de la Audiencia Nacional", toda vez que las investigaciones las instruyó el juzgado de Garzón. "De hecho, una parte de las investigaciones fueron utilizadas por la Fiscalía en la demanda de ilegalización", añadió la policía.

Fiscales asistentes al acto precisaron que el problema viene de antiguo y que, como sugirió Pumpido, "ya se había intentado arreglar en privado". Otras fuentes criticaron que la policía remita al fiscal al juzgado de Garzón cuando se le pide un informe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de abril de 2009