Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La remodelación del Ejecutivo | Sanidad y Deporte

Trinidad Jiménez entra por fin en el Gobierno del candidato que apadrinó

Sanidad se encargará de la política social y de la Ley de Dependencia

"Una derrota electoral no es el final sino más bien una oportunidad para conquistar el futuro", escribió Trinidad Jiménez (Málaga, 1962) en EL PAÍS el día 17 de marzo de 2000. El artículo se publicó unos días después de la derrota electoral del PSOE y cuando se buscaba un relevo para Joaquín Almunia. Se consideró todo un desafío porque la autora era una trabajadora del aparato del partido.

Fue también el pistoletazo de salida para que un grupo de diputados de a pie -Jesús Caldera, José Blanco, José Andrés Torres Mora, Jordi Sevilla, Antonio Cuevas, Juan Fernando López Aguilar y Álvaro Cuesta, entre otros- se movilizara en busca de una alternativa en un partido que había tocado fondo. Fue lo que se llamó Nueva Vía. El 4 de abril de 2000, en el pequeño apartamento de Trinidad Jiménez, se reunieron Zapatero, Caldera, Sevilla, Germà Bel y María Irigoyen para poner en marcha la iniciativa. Jiménez, que prácticamente conoció ese día a Zapatero, salió convencida de que éste era la alternativa.

En una reunión en el piso de la ministra arrancó Nueva Vía en 2000

Desde ese momento se estableció un alto nivel de confianza que hizo, por ejemplo, que Jiménez acompañara a Zapatero a una comida con Alfredo Pérez Rubalcaba en la que éste, que apoyaba la candidatura de José Bono, le pidió un acuerdo para ir juntos en una candidatura al congreso del PSOE. Zapatero rechazó ser portavoz parlamentario con Bono como secretario general.

Jiménez hizo también de introductora ante Felipe González del entonces aspirante a líder. Ella, hija de magistrado del Tribunal Supremo y sobrina de un fiscal anticorrupción, se afilió al PSOE en 1984 y diez años más tarde se incorporó al departamento de internacional de la formación. Vivió cinco años fuera de España, incluidos dos en Guinea Ecuatorial.Cuando Zapatero ganó el congreso en 2000, Jiménez se convirtió en responsable de exteriores del PSOE. Pero como a los más próximos es a los que se les piden sacrificios mayores, tuvo que ser la candidata al Ayuntamiento de Madrid y concejala hasta que en 2006 el presidente la rescató como secretaria de Estado para Iberoamérica. Ahora se incorpora al Gobierno como responsable de Sanidad, materia que nunca ha tratado, pero con el encargo de darle contenido político. De hecho, asume las funciones de asuntos sociales, que hasta ahora estaban en Educación. Tampoco esta tarea que le encomienda Zapatero es fácil, porque su principal misión será aplicar la Ley de Dependencia, que ha chocado con dos escollos: la crisis económica y las resistencias autonómicas. La aplicación de la ley está en mantillas y deberá estar culminada en 2013. Asume también las políticas contra la pobreza y la exclusión, sobre discapacitados y el reparto del 0,7% del IRPF para fines sociales. Los sindicatos de Sanidad la recibieron con escepticismo, pero la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública se felicitó de que "se una Sanidad y Políticas Sociales para que mejore la coordinación entre dos temas que están interrelacionados y que funcionaban de manera bastante dispersa".

Promotora de la carrera del presidente

- Trinidad Jiménez es ministra de Sanidad y Políticas sociales. Nació en Málaga el 4 de junio de 1962.

- Experta en temas internacionales, es licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid.

- Desde 2006 hasta ayer ha sido secretaria de Estado para Iberoamérica.

- Fue candidata socialista a la alcaldía de Madrid en las elecciones municipales de 2003 que perdió frente a Alberto Ruiz-Gallardón. Fue concejal socialista hasta 2006.

- En 2000 fue una de las principales promotoras del grupo Nueva Vía, formado por jóvenes diputados que aupó a Zapatero a la secretaría general del PSOE. Fue miembro de la ejecutiva federal de ese partido.

- Zapatero dijo ayer: tiene "capacidad política y sensibilidad social".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de abril de 2009

Más información