Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La remodelación del Ejecutivo | Sanidad y Deporte

El presidente también será 'ministro' de Deportes

El deporte español dependerá directamente de Presidencia del Gobierno y no tendrá ministerio propio, como había prometido en noviembre de 2008 José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente, en la recepción en la que homenajeó a los tenistas campeones de la Copa Davis. "He entendido que es la manera más útil y más eficaz de poner en un primer plano el apoyo al deporte español, donde cosechamos éxitos, y sobre todo a la candidatura española a los Juegos Olímpicos de 2016", dijo Zapatero.

¿Queda un sabor amargo porque el deporte no tendrá ministerio? "En absoluto", contestó Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte, confirmado ayer en el cargo. "Depender directamente del presidente es un aval para el deporte español, y lo pone muy arriba en su agenda. Es un salto muy importante, un reconocimiento al momento brillante de nuestro deporte, además de un espaldarazo a las candidaturas a organizar los Juegos en 2016, los Mundiales de baloncesto en 2014 y el de fútbol en 2018 o 2022", continuó. "La decisión no ha recibido más que valoraciones positivas en el mundo del deporte, entre ellas la de Juan Antonio Samaranch [presidente de honor del Comité Olímpico Internacional], que lo considera un salto cuantitativo y cualitativo. El objetivo es hacer un sistema más fuerte y cohesionado, pensando en los deportistas y en nuestro país".

Madrid 2016

El presidente puede desempeñar un papel clave en que Madrid organice los Juegos de 2016. El 2 de octubre, el Comité Olímpico Internacional votará en Copenhague el proyecto vencedor. Es probable que Zapatero coincida en Dinamarca con Barack Obama, su homólogo estadounidense, defendiendo los intereses de Madrid y Chicago, respectivamente.

"Es una muy buena noticia", se felicitó Mercedes Coghen, consejera delegada de la candidatura olímpica de Madrid. "Se trata de un paso importante para el futuro del deporte español, porque abre la mejor línea directa con el presidente. Probablemente, aunque se hubiera prometido en su día, no es el mejor momento para crear un ministerio, en una etapa de crisis como ésta en la que lo que se pretende es ahorrar gastos. Poder hablar a partir de ahora de tú a tú con el presidente será muy positivo". El PP, por su parte, recordó que la adscripción de Deportes a Presidencia del Gobierno figuraba en su programa electoral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de abril de 2009