Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las relaciones de la familia Galeote

El eurodiputado del PP, su padre y su hermano están acusados por Garzón

El problema del eurodiputado Gerardo Galeote es que en la etiología de la enfermedad que mantiene convaleciente al PP él reúne todas las condiciones para formar parte del grupo de riesgo, el más expuesto a ser contagiado y a padecer todos los síntomas.

Galeote está expuesto porque formó parte del aparato electoral del PP de Aznar, del cual han salido casi todos los acusados del caso Gürtel y que ha terminado por ser algo así como la cocina del infierno; se relacionó comercialmente con Francisco Correa, presunto jefe de los corruptores; está vinculado a alcaldes imputados; perteneció al grupo más próximo a Alejandro Agag, el yerno del ex presidente, que simbolizó una etapa en el partido, y hasta apunta cierta predisposición genética, porque su padre, José Galeote, y su hermano, Ricardo Galeote, han sido imputados por Garzón por idénticos delitos.

Por tener, tiene en su historial clínico apuntes sobre el manejo de cuentas opacas. En 2003, el entonces secretario general del PP, Javier Arenas, le impidió abrir una cuenta en Luxemburgo para que cada eurodiputado del partido ingresara 3.000 euros mensuales. Un año antes había negado su relación con la investigación que abrió la Oficina antifraude de la UE por la falta de justificación de más de tres millones de euros en el Instituto para las Relaciones Europeo-latinoamericanas (Irela), a cuyo comité perteneció.

Gerardo Galeote (São Paulo, 1957) llegó al PP en 1989 de la mano de los democristianos, con los que había coincidido en las juventudes de UCD, tras iniciarse en la candidatura de Senadores para la Democracia en 1977. Empezó como asesor de José María Aznar en temas internacionales.

Con el aparato de Génova entró en contacto en 1994, cuando fue como número 22 en la lista a las europeas que encabezaba Abel Matutes. Todo debió de empezar en ese momento, cuando participó en la organización de actos electorales. Con Jesús Sepúlveda y Luis Bárcenas, y con Francisco Correa y Álvaro Pérez. Por ese aparato del PP han pasado Francisco Camps, Alberto López Viejo y Alfonso Bosch. Es decir, casi todos los acusados por Garzón.

A Correa le conoció en 1994 y el intercambio comercial por los actos del PP se convirtió en "cierta relación de amistad", y se prolongó hacia la familia, porque una de las hermanas Galeote, que es médico, ayudó a un familiar de Correa y éste siempre le mostró gratitud. Gerardo Galeote veranea en Tarifa y sólo ha coincidido en Marbella con Correa en un torneo de pádel en el que suelen participar Arenas, Sepúlveda y Bárcenas. En 1999 le compró a Correa un Mercedes de segunda mano, a nombre de Viajes Pasadena. Correa quería deshacerse del automóvil porque "tenía las instrucciones en alemán". Según su versión, lo pagó, al igual que los dos Land Rover que menciona Garzón. Galeote dice que tiene facturas y añade que hace cinco años que no ve a Correa. La relación contagió a su padre y a su hermano Ricardo, con quien Correa coincide en Sotogrande (Cádiz), donde ambos tienen casa. En el PP, Galeote pasa por ser trabajador y disciplinado. Acepta ser desplazado en las listas europeas según las necesidades del partido y, como muchos de los imputados, mantiene estrechas relaciones con Arenas, hombre clave de Génova, al que conoce desde UCD.

El eurodiputado es muy amigo de Alejandro Agag, relación que se repite en otros imputados, como Correa, Pérez, López Viejo y Jacobo Gordon. Agag fue asistente de Galeote en la Eurocámara, justo antes de serlo de Aznar en La Moncloa, y luego volvió a Bruselas como secretario general del PPE. Por cierto: Agag fue secretario general del congreso del PPE de Marbella de 1999, que, según Garzón, fue pagado por Correa.

Galeote mantenía también estrecha relación con Aznar, al que acompañaba en sus viajes. Es jugador de pádel y aficionado al rugby, hasta el punto de que es asesor de la federación española de ese deporte y de que los últimos presupuestos de Boadilla incluyen una subvención de 60.000 euros al equipo de rugby que entrena en la localidad y en el que juega un familiar suyo. En Bruselas se machaca en el gimnasio del hotel y en Tarifa domina el windsurfing. Tiene casas en Madrid y en Tarifa, ambas con hipotecas.

Con los ayuntamientos afectados por la metástasis, el eurodiputado tiene contacto a través de su hermano y su padre. El padre de Gerardo y Ricardo es José Galeote, que estuvo vinculado al PSOE como viceconsejero de la Junta de Andalucía en la preautonomía y luego se afilió al PP. Con este partido fue concejal de Boadilla entre 1995 y 2003 y, con posterioridad, asesor del alcalde Arturo González Panero, el Albondiguilla según el argot de la trama, también imputado, y consejero de la empresa municipal del suelo.

Viajó a Miami con el Albondiguilla y ambos son compañeros habituales de golf. Ejerció como juez de paz, pese a estar afiliado al PP, y fue inspeccionado por la Seguridad Social por cobrar pensión de jubilación y trabajar en el Ayuntamiento. En 2004 fue nombrado gerente del Consorcio Deportivo de la Zona Noroeste por tres alcaldes imputados: los de Pozuelo, Boadilla y Majadahonda.

LAS ACUSACIONES DEL JUEZ GARZÓN CONTRA LOS GALEOTE

GERARDO

- Eurodiputado del PP. Está acusado del presunto cobro de 628.310 euros, a los que hay que añadir 12.000 euros más como pago de parte del precio de un vehículo Land Rover Discovery, y 12.000 euros más recibidos por su mujer. Entre las pruebas aportadas se detallan conceptos tales como: "Gastón y Daniela por 1.150.849 pesetas", "vehículo Mercedes 3.500.000 pesetas", "reservas de apartamentos por 1.000.000 pesetas". Está por ver si finalmente Rajoy lo incorpora como candidato en las europeas del 7 de junio.

JOSÉ

- Concejal de Boadilla entre 1995 y 2003. Padre del eurodiputado, tiene 83 años. Hasta su imputación por Baltasar Garzón era consejero de la empresa municipal del suelo de Boadilla y está muy vinculado al ex alcalde de esa localidad, acusado también por el magistrado. Fue concejal del PP en Boadilla durante ocho años. Estuvo vinculado al PSOE de Andalucía en la Junta preautonómica. También tenía relación con los ex ediles de Majadahonda y Pozuelo imputados. Según el juez, recibió sobornos por un total de 612.506 euros de la trama corrupta.

RICARDO

- Ex concejal de Estepona (Málaga). Es hermano del eurodiputado del PP Gerardo Galeote. Dimitió de su cargo en el Ayuntamiento de Estepona en febrero, tras ser imputado por Garzón. Entre 2001 y 2003 fue gerente de la sociedad municipal Turismo y Actividades Recreativas de Estepona y está acusado por el juez de recibir 42.469 euros en sobornos. Su nombre salió en los medios de comunicación en 2007, al ser acusado por un juez de recibir regalos de la constructora Aifos, siendo concejal del PP en Estepona. Coincide con Correa en Sotogrande.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de abril de 2009

Más información