Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan contra el fraude fiscal destapa más de 550 millones

La plan contra el fraude fiscal generó en Galicia el año pasado más de 550 millones de euros, dentro del programa específico de prevención de la Agencia Tributaria, que se saldó con una recaudación por actuaciones directas de 8.054 millones de euros en toda España, un 8,3% más que en 2007. La comunidad gallega acumula desde la puesta en marcha del plan, en 2005, algo más de 1.900 millones de euros destapados en actuaciones preventivas.

Desde que se comenzó a aplicar el plan antifraude, y con las salvedades que tiene Galicia, los resultados de la actuación de la Agencia Tributaria en esta comunidad se sitúan por encima de los 350 millones de euros de recaudación anual, con crecimientos superiores a los dos dígitos año tras año. Galicia se caracteriza por la mayor presencia del narcotráfico y el menor peso de sectores como el inmobiliario.

A escala nacional, de acuerdo con el balance presentado por el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, y el director de la Agencia Tributaria, Luis Pedroche, en los cuatro años de aplicación del plan se han recaudado 27.421 millones de euros por actuaciones de control y prevención. Por regla general, según fuentes de Hacienda, el importe de la recaudación derivada de actuaciones concretas multiplica por seis las regularizaciones voluntarias.

Menor vigilancia

Aproximadamente el 20% de toda la recaudación de la Agencia Tributaria en estos programas tiene origen en el ladrillo, aunque, como aclaran desde la Secretaría de Estado de Hacienda, este año comenzará a rebajarse la vigilancia. En el caso de Galicia, es muy inferior el peso del sector inmobiliario sobre el total de las bolsas de fraude investigadas. En concreto, la deuda liquidada el año pasado en la construcción tuvo un crecimiento del 7,5% sobre el 2007. Por el contrario, el número de ciudadanos inspeccionados cayó un 8,9%. Estos contribuyentes pagan uno de cada cinco euros de las actuaciones de control.

En la presentación del balance, Luis Pedroche, sin duda con un ojo puesto en Galicia, explicó que, ante la crisis de la construcción, las actuaciones del fisco se centrarán en la vigilancia en la introducción de mercancías, en los almacenes, el control periódico de las declaraciones de los contribuyentes y en un programa de signos externos de fraude.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de abril de 2009