Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis hace aumentar un 40% las peticiones de ayuda a Cáritas de Vizcaya en un año

La crisis económica está poniendo a prueba la capacidad de acción social de Cáritas en el País Vasco. La organización en Vizcaya desveló ayer que en los dos primeros meses de 2009 ha recibido un 40% más de peticiones de ayuda económica que en el mismo periodo de 2008. Esta tendencia al alza se inició en verano, según explicó Mikel Ruiz, director de Cáritas Vizcaya, y se tradujo en un incremento del gasto en ese ejercicio de un 50% en relación con el año anterior. Ruiz aseguró que la ONG afrontará "como sea" el creciente desembolso en estas prestaciones. Habló de endeudamiento y también aseguró que, si es necesario, "la Iglesia vizcaína está dispuesta a vender parte de su patrimonio" con ese fin.

"La Iglesia está dispuesta a vender bienes para asumir el gasto en ayudas"

El 73% de quienes acudieron a Cáritas desde el verano lo hizo por vez primera

Estas declaraciones se produjeron en la presentación del primer balance de "plan de actuación frente a la crisis" que la ONG diocesana puso en marcha el pasado verano. Ruiz destacó que, desde entonces, un 73% de las personas que han acudido a Caritas Vizcaya lo han hecho por vez primera. También destacó que los hombres han comenzado a superar a las mujeres como solicitantes de ayudas y que la gran mayoría de los casos atendidos se localizan en Bilbao, las localidades de la Margen Izquierda, Durango y Ermua.

El martes fue Cáritas de Álava la que hizo balance de sus planes para paliar los efectos de la crisis y afirmó estar "desbordada", al haber pasado a atender "casi el triple" de personas sin ingresos. Las dos delegaciones coincidieron en hacer un llamamiento a la "solidaridad" de toda la sociedad para poder mantener su nivel de gasto. "La crisis no afecta a todo el mundo por igual; muchos ni se están enterando", dijo Ruiz, que añadió que parte del incremento del gasto de la ONG en subsidios -ha pasado de 1,7 millones de euros en 2007 a 2,5 en 2008- se cubrió con un aumento de 400.000 euros en las cuestaciones de la campaña navideña.

Las prestaciones económicas que ofrece Cáritas Vizcaya tienen una dotación de hasta 220 euros al mes por persona. La responsable de acción social de la ONG, Ana Sofía Telletxea, explicó que éstas estaban planteadas como "ayudas puente", de "dos o tres meses", pero que ahora "las situaciones de necesidad se están prolongando en el tiempo", por lo que la organización se encuentra ante un doble reto: "llegar a más personas y durante más tiempo".

El director de Cáritas adelantó que están a punto de cerrar un acuerdo con Eroski y los comerciantes del Casco Viejo de Bilbao para que apliquen descuentos en las compras de productos básicos a las personas atendidas dentro de su programa de ayuda económica (unas 900 en los dos primeros meses de este año). Además, destacó el incremento de 50 plazas en los comedores sociales de Bilbao, que gestionan el Ayuntamiento y Cáritas, pero criticó la espera "de dos meses" para ser atendido en los servicios sociales municipales. Esto hace, según apuntó, que se derive hacia su organización un porcentaje "significativo" de los solicitantes que en principio acuden al Ayuntamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de abril de 2009