Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU quiere voz en la ONU sobre derechos humanos

El cambio que acompaña al presidente Barack Obama ha llegado a Naciones Unidas. La pasada madrugada, Estados Unidos anunció que aspira a ocupar un asiento en el Consejo de Derechos Humanos. La decisión supone un giro radical respecto a la política de su antecesor, George Bush, que se opuso en marzo de 2006 a la creación de este órgano con sede en Ginebra (Suiza), del que forman parte 47 países.

A mediados de mayo, la Asamblea General de la ONU debe renovar 15 asientos del Consejo que quedan vacantes. EE UU se postula, con Noruega y Bélgica, por tres reservados a la región occidental.

El objetivo de Washington con este cambio de estrategia es conseguir que el Consejo funcione de una manera más efectiva. Su estructura será sometida a revisión en 2011, proceso que EE UU quiere seguir a partir de ahora desde dentro. España, que aspira a hacerse con un asiento en 2010, valoró que Washington "vuelva a estar activo y presente" en este ámbito, según dijo el embajador Juan Antonio Yáñez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de abril de 2009