AVE solicita que el Gobierno garantice todos los ahorros

La Asociación Valenciana de Empresarios se reunió ayer con el todavía subgobernador del Banco de España José Viñals. El lobby empresarial cursó la invitación antes de que Viñals anunciara que dejará el regulador en dos semanas para incorporarse al Fondo Monetario Internacional, y antes de que el Banco de España interviniera (o sustituyera a los administradores, como lo describió ayer) Caja Castilla-La Mancha (CCLM). Ambos hechos incrementaron el interés informativo del encuentro.

Viñals atendió cinco minutos a la prensa en el recibidor de un hotel de Valencia y luego fue acompañado por los miembros de AVE al almuerzo privado. Durante la comida, los empresarios plantearon una serie de cuestiones al todavía subgobernador. El encargando de trazar las grandes líneas del debate fue el presidente de la asociación, Francisco Pons. Viñals mencionó los tres elementos que considera más importantes para salir de la crisis: unidad de acción (entre la clase política; entre los agentes sociales y el resto de la sociedad civil); mantenimiento del mercado como centro del sistema (aunque en el origen de la crisis haya influido la falta de regulación), y adopción de medidas que generen confianzas para recuperar el consumo.

Más reformas

Los empresarios volvieron a plantear a Viñals la conveniencia de que el Gobierno garantice el 100% de los ahorros depositados en entidades financieras españolas, y no solo hasta 100.000 euros. Una decisión que ya han tomado gobiernos como los de Alemania y Bélgica que servirían, afirmó uno de los empresarios presentes, para transmitir un mensaje de mayor confianza. También se apuntó que los bancos y las cajas han apostado demasiado por financiar el crecimiento inmobiliario dejando de lado el industrial. Viñals, hijo de José Joaquín Viñals, que fue director general de la Caja de Ahorros de Valencia, contestó que la banca tiende a seguir el camino que le traza el modelo económico.

Salió de nuevo a la palestra la idoneidad de realizar ciertas reformas estructurales (aunque sin hacer hincapié en el abaratamiento del despido), y se advirtió de que la escasez de crédito no afecta sólo a las entidades financieras, sino también a las compañías de caución y a la tradicional confianza en que se basaba la relación entre una empresa y sus proveedores.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS