Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:RAMIRO OSORIO | Director de ARTeria multiespacios

"Busco la sostenibilidad en temas culturales"

Ramiro Osorio da otra vuelta de tuerca a su curiosa y prolífica carrera profesional con la que ha transitado desde hace varias décadas por el mundo teatral, la gestión cultural y la política (fue dos veces ministro de Cultura de Colombia). Quizá su nuevo reto sea el más ambicioso al que se ha enfrentado nunca. Será como director general de ARTeria. Para eso le ha fichado la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y la Fundación Autor, promotores y creadores de este proyecto de creación de espacios en numerosas ciudades de España e Iberoamérica para albergar teatros, salas de ensayos, platós, escuelas...

"Somos conscientes de que tendremos que explicar bien de qué se trata y darlo a conocer pormenorizadamente, porque estamos ante un proyecto muy complejo. No se trata de abrir una serie de salas, sino de materializar la posibilidad de detonar un gran desarrollo cultural en aquellos sitios donde se implante", señala.

"El proyecto no nace con ánimo de lucro, pero no tiene ánimo de pérdida"

Por el momento ya están decididas en España las ubicaciones de Madrid (en Boadilla del Monte y en la capital), Valencia, Las Palmas, Barcelona, Bilbao, Santiago de Compostela y Sevilla y en Iberoamérica, dos en Buenos Aires, dos en México DF y un futuro espacio en Nueva York.

¿Y sus usuarios? "Serán prioritarios los 90.000 socios de la SGAE, pero nunca serán los únicos; el proyecto estará abierto a cuatro valores por encima de otros: diversidad, imaginación, calidad y creatividad y a partir de este paradigma lo importante será desarrollar el talento de la gente", dice. "ARTeria tendrá capacidad y olfato para lo nuevo; no hay que olvidar que vengo de un continente en el que hay una potencia cultural inimaginable, a pesar de la realidad tan dura que hemos tenido que vivir. Y desde esta red queremos romper lo que ocurre y que salga ese gran potencial a través de esta red de espacios innovadores", añade alguien que se define como colombomexicano.

En México desempeñó varios cargos en el Instituto Nacional de Bellas Artes y otras instituciones, además de ser durante años director del Festival Internacional Cervantino. En Colombia fundó y dirigió el prestigioso Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá y también estuvo al frente del Instituto colombiano de Cultura. Desde hace años vive en Madrid donde ha sido, hasta hace unas semanas, director de cultura de la Secretaría General Iberoamericana. En todos esos lugares no ha dejado de ejercer como director teatral, trabajo que no tiene ninguna intención de desempeñar en ningún espacio de ARTeria.

Los multiespacios de ARTeria, que nacen como infraestructuras culturales diseñadas con flexibilidad arquitectónica, técnica y funcional puestas al servicio de actividades educativas, investigadoras, promocionales y comerciales. No se crean con ánimo de lucro, según Osorio quien se limita a aclarar que simplemente "no tienen ánimo de pérdida, de hecho todo lo que se gane en ARTeria pensamos reinvertirlo, hay que buscar de una vez la sostenibilidad en temas culturales". Del proyecto, en cualquier caso, aún se desconoce su presupuesto total.

Lo que está claro es que el desembolso inicial parece inmenso, sobre todo en estos tiempos de crisis. "No se puede llevar a cabo sin lógica asociativa, la SGAE sola es imposible que aborde esto, contará con administraciones y otras entidades, pero cada espacio tendrá su modelo". Y añade: "El desafío es seguir de manera virtuosa todas las obras, sin excesos de ningún tipo y además montar un modelo de negocio totalmente nuevo, de manera que nuestros posibles clientes cuando vayan a ARTeria tengan una experiencia de vida, como a mí cuando voy al Barbican de Londres, y el artista tiene que encontrarse con la mejor tecnología y absoluta libertad..., pero el reto también es ser muy frugales y presentarlo con gran humildad".

En cuanto a la reacción suscitada por ARTeria Valencia con la futura Torre de la Música que pertenecerá a esta red y ante la cual se han levantado en armas muchos profesionales del mundo de la docencia musical hasta el punto de recoger 2.300 firmas, Osorio dice que es inevitable la controversia: "Pero lo que hacemos no es competencia desleal, es lo contrario, de hecho la Torre de la Música va a dar muchas posibilidades, está para enriquecer a los profesionales de allí", dice de este proyecto que albergará la sede europea del Berklee College of Music de Boston. La primera de la universidad de música moderna fuera de Estados Unidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de marzo de 2009