Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ausencia del PP en la marcha molesta a los grupos antiabortistas

Los grupos antiabortistas se mostraron ayer indignados por la distancia que ha mostrado la cúpula del PP hacia la manifestación del domingo en Madrid contra la ley de plazos que prepara el Gobierno. Ni Mariano Rajoy, ni Dolores de Cospedal, ni Soraya Sáenz de Santamaría tienen previsto acudir.

Sí lo harán algunos diputados muy cercanos a las posiciones de la Conferencia Episcopal Española (CEE), entre ellos Jorge Fernández Díaz, Vicente Martínez Pujalte, Angel Pintado, Eugenio Nasarre, Vicente Martínez-Pujalte, José Eugenio Azpiroz o el senador Luis Peral. Sin embargo todos ellos acudirán a título personal, como católicos, porque el PP oficialmente, al menos de momento, no apoya la convocatoria. Esta distancia contrasta con el respaldo que dieron en 2005 Ángel Acebes y Eduardo Zaplana, por orden de Rajoy, a la marcha contra el matrimonio homosexual.

Los grupos antiabortistas mostraron su enfado. La portavoz nacional de Derecho a Vivir, Gádor Joya, consideró "incomprensible" que el PP no se sume a la protesta. Por el contrario, según explicó, la CEE ha expresado su respaldo, aunque aún no está claro si algún obispo acudirá a la marcha que partirá del Ministerio de Igualdad.

El presidente de Provida Madrid, Jesús Poveda, fue más contundente: "Queremos abolir la ley del aborto, pero como esto no va a ser posible, queremos que la actual se cumpla estrictamente", sentenció.

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, se mostró muy sorprendido por las protestas, que arrancaron ayer con vigilias en las iglesias. "En los ocho años de Gobierno del PP en España se practicaron 500.000 abortos y no hubo ni las manifestaciones, ni las propuestas que vemos ahora", aseguró.

Mientras, José Bono, el presidente del Congreso, socialista y católico practicante, recibió a los organizadores de unas jornadas de parlamentarios por la vida, y les dispensó, según el diputado Ángel Pintado, del Partido Popular, "palabras de cariño y afecto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de marzo de 2009