Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

3.000 empresas guipuzcoanas han pedido ya aplazar sus deudas fiscales

Las obligaciones que tienen contraídas con Hacienda suman 100 millones

La falta de liquidez ha llevado a 3.000 empresas de Guipúzcoa a pedir un aplazamiento de sus deudas fiscales con la Hacienda foral, cuyo responsable Pello González, aseguró ayer que el montante adeudado asciende a unos cien millones de euros. Las sociedades que se han acogido a esta medida suponen cerac del 10% de las aproximadamente 30.000 empresas radicadas en este territorio.

La Diputación guipuzcoana decidió a comienzos de año dar a las empresas la posibilidad de demorar el pago de sus obligaciones tributarias para amortiguar los efectos que la crisis está teniendo en el tejido empresarial. González ha reiterado en alguna ocasión que su departamento se podría convertir en un "minibanco" para las compañías que tienen dificultades para obtener créditos bancarios.

El diputado de Hacienda abrió ayer una jornada técnica, organizada por la patronal provincial Adegi bajo el título Medidas de apoyo a la financiación de las pymes, que reunió a unos 200 empresarios de este territorio. González detalló que una de las iniciativas contra la crisis aún pendientes es la rebaja de los tipos de interés de demora a que deben hacer frente los empresarios en caso de pedir un aplazamiento de sus deudas.

El diputado consideró "abusivo" y "exagerado" el 7%, por lo que anunció la decisión de rebajarlo hasta "igualarlo al precio legal del dinero". Confió en que prospere una iniciativa legislativa en el Congreso para que el tipo se reduzca al 3,75%. De ser así, se comprometió a aplicarlo con carácter retroactivo desde el pasado 1 de enero a las 3.000 empresas que han solicitado la demora en sus pagos.

En la jornada también participó el viceconsejero de Hacienda, Juan Miguel Bilbao, quien detalló el programa de avales por 500 millones del Gobierno para inyectar liquidez a las pymes y los 75 millones para las grandes compañías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 2009