Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia ofrece a España cooperación energética tras el fiasco de Lukoil

El 'zar del petróleo', Igor Sechin, visita Repsol en paralelo al viaje de Medvédev

El Gobierno ruso quiere aprovechar la visita que ayer inició el presidente Dmitri Medvédev a España para lanzar una ambiciosa cooperación en el campo de la energía con empresas españolas que permita superar el traumático fracaso de la petrolera rusa Lukoil para entrar en el accionariado de Repsol. Prueba del interés ruso es la presencia sorpresa en Madrid de Igor Sechin, viceprimer ministro responsable de energía y hombre de confianza de Vladímir Putin. Sechin se entrevistó el domingo con el presidente de Repsol, Antonio Brufau, según fuentes empresariales.

Sechin representa al Estado ruso en la petrolera Rosneft, que se convirtió en la más importante de Rusia tras controlar los activos que pertenecían a Yukos. Su conversación con Brufau versó sobre las posibilidades de cooperar con Repsol en Rusia y en otras zonas donde Rosneft tiene intereses, como el Magreb o Latinoamérica. Para explorar posibilidades, los directivos de Repsol se reunieron el lunes con Serguéi Bogdanchikov, director ejecutivo de Rosneft.

Sechin se reunió también en Madrid con representantes de Gas Natural y de Iberdrola. Esta última firmará hoy un acuerdo de colaboración con la empresa rusa Inter Rao para explorar las posibilidades de cooperar en proyectos de generación eléctrica en Rusia, países de la Comunidad de Estados Independientes, Unión Europea e Iberoamérica.

España y Rusia firmarán también hoy un acuerdo marco de cooperación energética para explorar posibles proyectos de prospección, explotación, transporte y comercialización de hidrocarburos, así como de generación de energía renovable y utilización de tecnologías limpias, según manifestó el jefe del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, en la clausura de la primera edición del foro de la sociedad civil España-Rusia, que presiden Igor Ivanov, ex ministro de Exteriores de Rusia, y Álvaro Gil-Robles, primer defensor del pueblo del Consejo de Europa. En el marco del foro se celebraron tres mesas redondas, dedicadas a medios de comunicación, cultura y relaciones económicas. "Los medios de información deben poder ejercer su actividad con independencia y reflejando la pluralidad de las sociedades democráticas", manifestó Gil-Robles al leer, en presencia de Medvédev, las conclusiones de la mesa dedicada a medios de comunicación. "Cuando se produzcan crímenes contra periodistas, el Estado debe adoptar una posición clara y firme en la persecución de sus autores", agregó, en una clara crítica a la impunidad del asesinato de la periodista Anna Politkóvskaya.

En la cena de gala, el Rey agradeció a Medvédev que eligiese España para su primera visita de Estado a un país de la UE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 2009