Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La marcha de un ministro polémico

La licencia única de caza llega un día tarde para el ministro Bermejo

Seis comunidades, incluida Andalucía, acuerdan un permiso cinegético común

El mismo día y casi a la misma hora en que el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, anunciaba su dimisión, los gobiernos de seis comunidades autónomas que han reformado recientemente sus Estatutos -Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Aragón, Baleares y Castilla y León- firmaban un acuerdo para que todos los aficionados a la caza o la pesca no necesiten una licencia distinta para cada comunidad. El acuerdo permitirá pagar las tasas a través de Internet.

Bermejo tampoco habría llegado a tiempo si la cacería de Jaén (en la que participó sin licencia) se hubiese producido ayer, porque el convenio entrará en vigor el día 1 de enero de 2010, pero la coincidencia del acuerdo y la dimisión se convirtió en una incómoda ironía en la sede de la Presidencia de la Junta de Castilla y León, en Valladolid, donde se firmó, en el marco del tercer Encuentro de Comunidades Autónomas para el desarrollo de sus Estatutos. El próximo será en junio en Valencia.

Los seis gobiernos ya habían planteado la licencia única en las dos ediciones anteriores del encuentro, en Zaragoza y Sevilla. El asunto es una vieja reivindicación del colectivo de cazadores y que el PP, partido que ha hecho sangre con la cacería de Bermejo, quiso hacer suya intentando un pacto con sus consejeros autonómicos para liberar a los aficionados del engorro de obtener una licencia en cada comunidad. Bermejo conocerá en "unas semanas", la sanción por haber cazado sin licencia, según el vicepresidente andaluz, Gaspar Zarrías. Puede oscilar de 601 a 4.000 euros.

Conferencia autonómica

Reunidos para hablar de sus éxitos y dificultades en el desarrollo estatutario, las seis comunidades decidieron apoyar la iniciativa del presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, de convocar una Conferencia de Presidentes Autonómicos sin invitar al del Gobierno, y hacerlo "cuanto antes", probablemente en torno a septiembre. "Esas conferencias acaban convirtiéndose en un enfrentamiento entre el Gobierno y la oposición", argumentó el consejero de Presidencia de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez. "Queremos convocar una entre nosotros para hablar de nuestros problemas y firmar acuerdos que supriman barreras burocráticas y hagan la vida más sencilla a los ciudadanos".

Los seis Gobiernos firmaron otro importante acuerdo para coordinar los centros de acogida para víctimas de violencia machista de forma que puedan acudir a los de cualquiera de estas comunidades, alejándose lo más posible de su agresor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2009