Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Queremos un referéndum por la cadena perpetua"

Los padres de Marta siguen la estela de los de Mari Luz para cambiar la ley

El caso de Mari Luz, la niña de Huelva presuntamente asesinada en enero de 2008 por el pederasta Santiago del Valle, marcó un antes y un después para muchas cosas. El padre, Juan José Cortés, se puso a la cabeza de una campaña mediática nacida primero para difundir la imagen de su hija con la intención de encontrarla y que, cuando se confirmó la muerte de la pequeña, derivó en una plataforma reivindicativa a favor del endurecimiento de la pena para los pederastas reincidentes. La historia se repite con el caso de Marta del Castillo, la joven sevillana de 17 años presuntamente asesinada por su ex novio.

Cortés tuvo éxito y consiguió que el Gobierno reformara el Código Penal. Los padres de Marta, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, siguen su estela y, ahora, cuando se ven obligados a empezar a digerir la muerte de su hija, se han concentrado en una campaña para pedir que la ley española contemple la cadena perpetua. Ya están tramitando un formulario de recogida de firmas y han hecho miles de folletos con los lemas ¡Queremos justicia, ya! y ¡Porque te puede pasar a ti, referéndum por la cadena perpetua! En esta tarea les está ayudando la asociación de vecinos Turdetania, desde la que se ha organizado la búsqueda de la joven y que ahora se ha convertido en la Plataforma caso Marta.

Como los padres de Mari Luz, los de la chica sevillana anunciaron ayer que pedirán reunirse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, con la intención de que apoyen su causa. Antes, este sábado, acudirán a Madrid, donde han organizado una concentración en la que esperan contar con el apoyo de numerosos artistas y representantes del mundo de la moda. Las camisetas y las chapas como las que hace un año llevaban impresa la cara de Mari Luz llevan ahora el rostro de la adolescente sevillana y la inscripción "Todos somos Marta".

Desde que desapareció la joven, y, sobre todo, desde que el presunto asesino se autoinculpó el sábado, varios periodistas hacen guardia en la puerta de la vivienda de la familia. Como hicieron siempre los padres de la niña de Huelva, cuando han querido hablar en público, el portavoz de la familia o el padre de Marta han bajado a la explanada que hay delante de su portal para ofrecer una rueda de prensa. La última fue ayer. Se celebró, igual que las anteriores, con la improvisada mesa de bar que ha servido siempre para poner los micrófonos de los periodistas, pero ahora respaldada por cientos de velas rojas, carteles, fotografías y mensajes que los vecinos han ido dejando para apoyar a la familia y en los que se lee repetidamente: "Queremos justicia, cadena perpetua".

Fue la primera vez que la madre asistió a una de estas comparecencias. Apenas podía articular palabra, pero se arrojó a decir que espera que los culpables "cumplan la condena máxima que se les pueda poner y que cada día que pasen en la cárcel sea un infierno para ellos". El padre, más acostumbrado a los medios, centró ayer su discurso en pedir justicia. "Queremos que esto no vuelva a pasar y que algún día haya un referéndum popular, que lo decida el pueblo. No podemos ser menos democráticos por eso", declaró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de febrero de 2009