Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Consejeros a la orden de López Viejo

Los consejeros del Gobierno de Esperanza Aguirre confiesan en privado que están desconcertados ante los contratos adjudicados a la red corrupta de empresas que dirigía Francisco Correa. De hecho, el consejero de Hacienda, Antonio Beteta, anda de cabeza estos días para reunir toda la información sobre las facturas impagadas al grupo de Correa por actos institucionales de la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Alberto López Viejo, investigado por el juez Baltasar Garzón por aceptar supuestamente sobornos de la trama corrupta, se encargó durante los últimos cinco años de organizar esos actos institucionales, aunque estuvieran fuera de su competencia, al menos desde que fue nombrado para dirigir la Consejería de Deportes y dejó la Consejería de Presidencia.

"El resto de consejeros se enteraban de que debían pagar determinados gastos de presentaciones institucionales donde estaba la presidenta de la Comunidad cuando les llegaba la factura, que les remitía López Viejo", señala un alto cargo autonómico.

"El sistema era tan perverso como que muchos consejeros con escaso peso político en el Gobierno tenían que aceptar las condiciones de López Viejo porque, de lo contrario, como era el que manejaba la agenda de la presidenta para actos institucionales, se quedaban sin poder presentar sus proyectos con Esperanza Aguirre", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 2009