El Gobierno ayudará a los afectados por la morosidad municipal

Los ayuntamientos siempre han pagado con retraso a las empresas: como regla general, mucho más allá de los 60 días que fija la Administración central. Pero la morosidad municipal se ha disparado con la crisis y tiene en jaque a centenares de empresas en España, como no se cansan de denunciar las patronales y las cámaras de comercio. El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, adelantó ayer que el Gobierno tendrá lista "en unas semanas" una iniciativa para paliar ese problema, a través del Instituto de Crédito Oficial.

Sin entrar en detalles, explicó que se trata de "aliviar las dificultades de financiación" de las compañías que tienen problemas por la demora en el pago de los ayuntamientos. Algunas estimaciones cifran esos impagos en 30.000 millones de euros, un dato que Ocaña -que participó en unas jornadas organizadas por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE)- calificó como "exagerado".

Más información
La morosidad de bancos y cajas se multiplica por cuatro y supera los 63.000 millones

No son las únicas ayudas que Hacienda prepara para ayudar al sector privado a sobrevivir a la crisis. La Agencia Tributaria ha puesto en marcha una mayor flexibilización en el aplazamiento del pago de las deudas de las empresas con Hacienda. Los aplazamientos se dispararon en 2008: las empresas los pidieron en más de 650.000 casos, por importe de 9.580 millones, un 55% más que en 2007. Hacienda aprobó el año pasado dos de cada tres solicitudes de aplazamiento. El director de la Agencia Tributaria, Luis Pedroche, afirmó que la Administración "se compromete a dar una respuesta en 30 días".

Billetes de 500 euros

Pedroche avanzó que la campaña de Hacienda para perseguir el fraude con billetes de 500 euros -muy asociado con la burbuja inmobiliaria- se ha saldado con unos ingresos de 309 millones de euros en las 13.000 operaciones investigadas entre 2003 y 2005.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

En muchos casos, los propios contribuyentes regularizaron las operaciones a través de autoliquidaciones extemporáneas. En algunos casos ha habido resoluciones administrativas y otros están pendientes de juicio. Pedroche no descartó que el fraude con billetes de 500 euros se haga ahora con billetes de 200, pero aseguró que el pinchazo inmobiliario ha provocado una drástica caída de las operaciones con billetes de gran denominación. Hacienda investigará a partir de ahora las operaciones de los años 2006 y 2007.

Sobre la firma

Claudi Pérez

Director adjunto de EL PAíS. Excorresponsal político y económico, exredactor jefe de política nacional, excorresponsal en Bruselas durante toda la crisis del euro y anteriormente especialista en asuntos económicos internacionales. Premio Salvador de Madariaga. Madrid, y antes Bruselas, y aún antes Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS