Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Orange Market y Ulibarri, dos redes valencianas de la trama corrupta

La organización de Correa se bifurca en la gestión de eventos y el urbanismo

La trama de corrupción destapada por el juez Garzón se bifurca en dos redes distintas en el ámbito valenciano. Una de ellas está centrada en las empresas de eventos, a través de Orange Market, vinculada a Pablo Crespo, ex secretario de organización del PP en Galicia, a quien el juez ha enviado a la cárcel. Crespo contó con Álvaro Pérez, otro de los imputados por Garzón, como su representante en Valencia. La otra tiene que ver con intereses urbanísticos, inmobiliarios y de concesiones administrativas, y por ella está imputado el empresario José Luis Ulibarri, cuyos negocios se relacionan con Francisco Correa, supuesto jefe de toda la red de corrupción ahora desmantelada.

De Pablo Crespo, auténtico lugarteniente de Correa, dice Garzón en el auto por el que lo mandó a prisión que lleva "la dirección y el control del funcionamiento de las empresas de eventos", y añade que "imparte instrucciones para el pago de cantidades a funcionarios y autoridades y el pago en especies, por medio de objetos y enseres en distintas localidades españolas para obtener tratos de favor y la concesión de eventos a los que se dedica el grupo". La empresa valenciana Orange Market, SL, cuyo responsable, Àlvaro Pérez, declaró ayer en la Audiencia Nacional tras su detención, forma parte de ese grupo.

Alarte pide a Camps que explique si hay algún cargo investigado

La vinculación de la firma, cuyos socios han sido todos imputados, queda en evidencia, sobre todo, porque hasta octubre del año pasado compartió administrador único con Easy Concept Comunicación, SL, Caroki, SL y Good and Better, SL, todas ellas gestionadas por Francisco Javier Pérez Alonso desde el despacho que comparten en Madrid Ramon Blanco Balín y Andrés Guillamot (calle de Guzmán el Bueno, 133). Blanco Balín, imputado por Garzón, es también socio de Orange Market

El despacho de Blanco y Guillamot es investigado en otra causa de la Audiencia Nacional por supuesta evasión fiscal a Liechtenstein. En muy pocos días, entre finales de septiembre y mediados de octubre del año pasado, Francisco Javier Pérez Alonso, también imputado, cuyos apellidos coinciden con los del presidente de Orange Market pero no tiene relación familiar con él, dejó sus cargos en las cuatro sociedades. La empresa ha gestionado la mayor parte de los actos organizados por la dirección regional del PP valenciano, ha ganado concursos de la Generalitat relacionados con el turismo y los grandes eventos y ha obtenido encargos de entidades como la Feria de Valencia y Ràdio Televisió Valenciana.

Por lo que se refiere a Ulibarri, sus negocios en la Comunidad Valenciana se centran en dos áreas de actividad, principalmente. Por un lado, este empresario castellano-leonés se ha hecho con el control de 13 emisoras de televisión digital terrestre, incluida la Televisión Digital Municipal de Valencia. Este entramado mediático lo ha logrado bien mediante concesión directa, con la firma Mediamed, o bien mediante la compra de la licencia a otras adjudicatarias.

Sin embargo, el mayor volumen de negocio está en la construcción y promoción inmobiliaria a través de las empresas del Grupo Begar. Una urbanización con campo de golf en Xilxes, el hospital de Llíria, varias promociones de vivienda protegida y obra pública le han sido tramitadas o adjudicadas por el Consell.

Tras conocerse el auto de Garzón, el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, pidió a Camps, que explique si algún cargo público de la Generalitat está siendo investigado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de febrero de 2009