Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU está dispuesta a pactar la ley de educación en plena protesta sindical

Los sindicatos salen a la calle en contra de la política educativa

Balón de oxígeno para el Gobierno y para el consejero de Educación, Ernest Maragall. Con una huelga en ciernes en escuelas e institutos para el 19 de marzo, Convergència i Unió (CiU) insistió ayer en que ve posible pactar la ley de educación con los grupos que apoyan al Gobierno catalán. Lo dejó claro ayer la diputada y responsable de los temas educativos de la federación nacionalista, Irene Rigau.

CiU ya dijo hace meses que estaba por el pacto. De hecho, no presentó enmienda a la totalidad del proyecto de ley. Y mantiene su opción por llegar a un pacto sobre la ley. "Es una excepción que hace CiU", el primer grupo de la oposición. Rigau hizo estas declaraciones ayer en el Círculo de Economía ante empresarios, profesionales y docentes, en una sesión sobre educación en la que participó tambien Maragall.

"Cuando propone algo me pongo a temblar", dijo el líder de UGT a Maragall

La diputada de CiU ve posible pactar una redacción que permita ser desplegada gobierne quien gobierne. "Hemos hablado mucho y deberemos hacerlo más con todos los grupos e interlocutores", dijo Maragall.

Mientras tanto, centenares de sindicalistas y docentes protestaron por la mañana en la calle contra la política del Departamento de Educación. Alrededor de 800 personas se concentraron ante el Consorcio de Educación de Barcelona y los servicios territoriales de la Generalitat en Lleida, Tarragona y Girona, convocados por USTEC, CC OO, UGT, ASPEPC y CGT.

En la ciudad de Barcelona, se manifestaron unos 400 profesores y sindicalistas, según la Guardia Urbana; en Tarragona lo hicieron unos 200; en Lleida, unos 150, y en Girona, un centenar.

Estos sindicatos han anunciado una huelga en las escuelas e institutos para el 19 de marzo. Si se consuma, sería la tercera en 13 meses. Se oponen al proyecto de ley de educación, que da autonomía a los centros, evalúa a los profesores y crea zonas escolares, entre otros aspectos. También critican la propuesta de ampliar de forma voluntaria las horas lectivas a los profesores que ha hecho Educación. En Girona, hubo gritos y pancartas que pedían la dimisión del consejero de Educación, Ernest Maragall, informa Natalia Iglesias.

La secretaria general de la Federación de Enseñanza de UGT, Roser Font, explicó: "Nos movilizamos por las políticas del departamento y las formas de relación con nosotros del consejero".

Por la mañana, Maragall tuvo ayer su primer cara a cara con uno de los sindicatos convocantes de la huelga: UGT. Fue en L'Hospitalet, en un debate sobre la Formación Profesional que debía inaugurar Maragall. El consejero asistió a la cita y saludó al secretario general de UGT en Cataluña, Josep Maria Álvarez. "Estamos ante una reforma estructural de la educación a largo plazo. Se debe hacer a partir del diálogo. No es momento de conflictos, hay que llegar a un acuerdo", reclamó Maragall al final de su intervención.

"Me hubiera gustado compartir una mesa con usted, señor Maragall", dijo Álvarez; "Hagámosla", le contestó el consejero. "Cada vez que propone algo me pongo a temblar", dijo el líder de UGT, que terminó su carga contra el consejero: "Nos gustaría conocer y debatir las propuestas con el departamento, no a través de los medios". El departamento dice que el diálogo nunca se ha roto. Ha habido tres reuniones de altos cargos de Educación con los sindicatos en dos semanas. En la última, un representante sindical soprendió a los miembros de Educación al decir al final de la reunión se convocaría una huelga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de febrero de 2009