Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El PP y los escándalos de corrupción

Una boda de alto copete y un bautizo desangelado

Álvaro Pérez Alonso, El Bigotes, máximo responsable de Orange Market, ha comprobado en primera persona cuán frágil es el cariño del poder. Hace menos de un año, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y otros altos cargos del PP lo arroparon en su boda. El pasado sábado, un día después de que la policía registrara las oficinas de Orange Market, la mayoría de los cargos populares con los que había compartido momentos de complicidad estaban ausentes en el bautizo de su hija. El lunes por la noche, Álvaro Pérez ingresaba en prisión.

Camps no fue el único alto cargo popular que acudió a la boda de alto copete organizada por Álvaro Pérez, que celebró el banquete en las instalaciones del edificio Veles e Vents -icono de la Copa del América- en el puerto de Valencia, según difundió ayer el blog de Eduardo Löwenberg bautizado como El arte de recordar. Al banquete de las segundas nupcias del responsable de Orange Market, al que solo fueron invitadas un selecto grupo de personas, también acudieron el vicepresidente primero del Consell, Vicente Rambla, y el portavoz parlamentario y secretario regional del PP, Ricardo Costa.

La celebración tuvo lugar el 14 de marzo de 2008 y entre los invitados que compartieron la felicidad del novio también estuvo el director general de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), Pedro García. La esposa de Álvaro Pérez, Noemí Ramal, ha realizado distintos trabajos para Canal 9, incluido el último show de fin de año.

Álvaro Pérez y la firma Orange Market han realizado, entre otros trabajos, para el Partido Popular de la Comunidad Valenciana la campaña de las elecciones autonómicas de 2007 y el congreso regional de los populares, celebrado en octubre pasado.

La notable afluencia de altos cargos populares al banquete de boda de Álvaro Pérez en marzo del año pasado contrasta con las notables ausencias al bautizo de la primera hija del matrimonio, celebrado el pasado sábado en Barcelona. Esta última celebración se produjo un día después de que la policía registrara durante horas las oficinas que Orange Market tiene en la calle de Colón en Valencia. De los altos cargos presentes en la boda, tan solo Pedro García acudió al bautizo.

La Unió de Periodistes Valencians y la Asociación de Periodistas de Castellón denunciaron ayer la manipulación informativa de Canal 9 y Ràdio 9 por ocultar el escándalo en los informativos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de febrero de 2009