Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El metro llegará a Galdakao en 2016 y tendrá cinco estaciones

Transportes prevé un coste de 255 millones para la línea 5

Galdakao ha recibido la segunda grata noticia en apenas un año. Si en enero de 2008 se conoció que la línea 5 del metro tendría cuatro paradas en vez de las tres solicitadas por el Ayuntamiento, ayer el Departamento de Transportes anunció que se ampliarán a cinco, lo que le convertirá en el tercer municipio con más estaciones tras Bilbao y Getxo. Estará en funcionamiento en 2016 y será una de las líneas más largas: 8,8 kilómetros entre Etxebarri y el barrio de Usansolo.

La prolongación a Galdakao del metro se unirá a las líneas 1 y 2, las que ya están en funcionamiento y conectan Etxebarri, Bilbao y las márgenes derecha e izquierda. La 3, en el barrio bilbaíno de Txurdinaga, empezará a construirse este año y la 4, al barrio de Rekalde, es la más retrasada ya que aún no está concluido el primer estudio de trazado.

La llegada a Galdakao permitirá conectar los hospitales de esta localidad y el de Cruces. La inclusión de más estaciones ha elevado el presupuesto a 255 millones de euros, según las estimaciones actuales. El viceconsejero de Transportes y Obras Públicas, Jon Iñaki Betolaza, anunció que las obras comenzarán en 2011 con la intención de que el metro esté en servicio en 2016.

El trazado será a cielo abierto en Etxebarri y, tras superar el río Nervión, irá soterrado hasta la última estación de Usansolo. Aquí se ubicará un aparcamiento disuasorio con el que se pretende atraer al uso del metro a los vecinos de la comarca de Arratia. El alcalde de Galdakao, Joseba Escribano, anunció también que se pretende construir un aparcamiento próximo al Hospital de Galdakao para acabar con los grandes problemas de espacio para los vehículos que acceden ahora al centro sanitario.

El viceconsejero de Transportes apuntó que, como en el resto de las líneas del suburbano, las frecuencias llegarán a ser de cinco minutos. Se espera que el trayecto hasta Galdakao sea utilizado al año por 7,2 millones de personas. Una vez esté en funcionamiento, el tránsito entre el municipio y el Casco Viejo de Bilbao sólo requerirá 10 minutos y el trayecto hasta San Mamés se podrá hacer en 15 minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de febrero de 2009