_
_
_
_
_

Puigcercós intenta evitar un referéndum en ERC sobre la financiación

Si hay algo que en Esquerra Republicana (ERC) cause furor es la palabra referéndum, sea sobre la independencia catalana o acerca de los estatutos del partido. Ayer, la corriente crítica de esta formación, Esquerra Independentista (EI) y que lidera el diputado Uriel Bertran, lanzó un reto a la ejecutiva del partido. Bertran exige un referéndum entre los militantes republicanos para saber si aprueban la propuesta de financiación definitiva que se presente, en su momento, por parte del Gobierno central. EI se lo ha hecho saber a la cúpula que preside Joan Puigcercós. La dirección prefiere dejar morir esta cuestión. El líder de ERC no puede oponerse a una eventual consulta, pero le ayudaría que no se produjera para mantener la paz. Y así, menos problemas para el tripartito.

Los críticos quieren que se consulte sobre el modelo, no sobre el tripartito

Los críticos explicaron que esta petición se adoptó por unanimidad este sábado durante una reunión a la que asistieron 70 coordinadores territoriales en Tarragona, al recordar que una enmienda de EI aprobada en el congreso nacional de junio instaba a la dirección a convocar referendos internos en las "grandes decisiones de país". La enmienda de los críticos matiza que ERC "potenciará y concretará el carácter asambleario de su funcionamiento", y que se celebrarán consultas por sufragio universal de todas las personas afiliadas, para tomar decisiones en cuestiones que se consideren fundamentales, a petición de la ejecutiva, del consejo nacional, de una tercera parte de las ejecutivas regionales y del 10% de las personas afiliadas". El otro sector crítico, Reagrupament, liderado por Joan Carretero, daba ayer "por hecho" la celebración del referéndum interno y apoya a Bertran.

Ayer, la dirección se limitó a pedir a los críticos que "sumen esfuerzos para concentrar energías en conseguir un sistema de financiación justo". En la sede de ERC se indicaba: "Si los críticos quieren referéndum, que consigan las firmas". La cúpula no quiere dar relevancia a Bertran ni poner en jaque al tripartito. Los críticos tratarán de conseguir las firmas, pero en los recientes congresos regionales y comarcales pincharon.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_