Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Xinafest o cómo despertar la curiosidad por China

Catalanes y chinos colaboran en un festival para unir ambas culturas

Son muchos los estereotipos en torno a la comunidad china en Cataluña. Se dice que son herméticos y no hay modo de relacionarse con ellos, que se dedican en exclusiva al todo a cien y a poner restaurantes, y que tras cada una de sus peluquerías suele haber una timba de póquer ilegal. Para desmontar algunos tópicos, basados la mayoría en el desconocimiento, según los expertos, el domingo se celebra Xinafest con un extenso programa de actividades en las Cotxeres de Sants.

El encuentro busca tender puentes entre la comunidad autóctona y la inmigrante. En ella han colaborado, entre chinas y catalanas, 35 entidades. Eso se nota en el programa, abierto a todos, donde hay desde danzas de leones de tela a colles de bastoners, talleres de gastronomía, clases de taichi y conferencias sobre inmigración. La cita cierra las celebraciones por el Año Nuevo chino, que comenzó el 26 de enero.

El Xinafest está organizado por la asociación cultural Orígens, con el apoyo de Casa Asia, el Ayuntamiento y el Consulado chino en Barcelona. Ésta es su segunda edición y se calcula que reunirá a 2000 personas. "Será nuestro último año en las Cotxeres, las administraciones nos han animado a darle a la fiesta una dimensión mayor", explica Martín Miralles, presidente de Orígens, que aspira a que Xinafest sea el festival chino de referencia en el área metropolitana.

En ella se concentra precisamente la mitad de la comunidad china en Cataluña, compuesta por cerca de 40.000 personas. Convocarles a la cita resulta complicado. "Es difícil llegar a los chinos, no nos engañemos. No porque sean cerrados, sino porque trabajan mucho y esto es una propuesta de ocio. Además topamos con la barrera del idioma". Por eso, la organización ha estampado carteles en chino, ha entablado relaciones con asociaciones de inmigrantes y ha pedido la colaboración de los periódicos Huaxin y Tong Xin, que elabora la comunidad asiática en España.

Los barrios de Sant Pere, Santa Caterina y el Born abren hoy la fiesta y montarán un pasacalle encabezado por un león de tela que han decorado sus comerciantes. Mañana se concentrarán la mayoría de los actos en Sants; allí sonará música de instrumentos tradicionales (gu zheng, erhu, hulu); se proyectarán documentales sobre la China tradicional y el tao, entre otros temas, y habrá talleres sobre cómo preparar jiao zi (tallarines) o decorar máscaras, pasacalles y comida china a mediodía. También una parte divulgativa con conferencias sobre temas como el comercio, con representantes del sector, y el concejal del Ayuntamiento de Santa Coloma, la ciudad con más presencia de esta comunidad en España. El lunes, por otra parte, Casa Asia celebra la fiesta de los farolillos, donde se bailarán danzas tradicionales y se ofrecerán canapés de la tierra. El objetivo de todo ello es despertar inquietudes sobre China. Con la entrada para el Xinafest (tres euros, xinafest.com) se entra en el sorteo de un viaje al país asiático, así que la jugada saldrá redonda para alguno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de febrero de 2009