Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cobrador de morosos acusa a un 'mosso' de forzar su arresto

Daniel Esteve, propietario de una empresa de cobro de morosos, ha declarado ante el juez que un sargento de los Mossos d'Esquadra provocó su detención por motivos personales. Según el relato de Esteve, hace unos meses su empresa se encargó de cobrar una deuda a un amigo del sargento, que pertenece a la unidad de secuestros y extorsiones.

Esta unidad encargó la detención de Esteve por detención ilegal y extorsiones al Grupo Especial de Intervención. En la operación, uno de los agentes lanzó un bote de humo a otro de los detenidos, José Antonio Coscolín. El estallido le destrozó los genitales.

Los dos mossos imputados dijeron al juez instructor que el coche en el que viajaban Coscolín y Esteve estaba "detenido". Los mossos explicaron en un primer momento que intentaron embestir a los agentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de enero de 2009