Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal responde a ETA que no va a lograr parar el AVE vasco

Los empresarios y los gobiernos central y autonómico reafirmaron ayer su compromiso con la construcción de la red ferroviaria de alta velocidad en Euskadi y aseguraron que ETA no conseguirá detenerla, pese al comunicado intimidatorio difundido el pasado martes.

Con un lenguaje brutal, la organización terrorista asume el asesinato (lo califica de "ejecución") del empresario guipuzcoano Ignacio Uria y el coche bomba contra la sede en Bilbao de la Radio Televisión Vasca (EITB) y de otros medios. Además, eleva su amenaza contra el AVE, señalando como "objetivo" a los "ingenieros, técnicos superiores, responsables o directivos de empresas que participan en las obras". Esas tres categorías ya fueron así nombradas en 1989 cuando la obra objeto de los ataques de ETA fue la autovía de Leizarán entre Navarra y Guipúzcoa, aunque, a diferencia de este caso y del de la central de Lemóniz, una década antes, en la persona de Uria la organización terrorista ha asesinado directamente al propietario de una empresa involucrada en las obras del AVE, sin apenas atentados previos.

Ilegalizaciones

El presidente de la patronal vasca (Confebask), Miguel Lazpiur, aseguró en Bilbao que los empresarios vascos continuarán con el proyecto ferroviario, porque "hemos apostado por este país". Por su parte, el consejero de Interior, Javier Balza, afirmó que, pese a las amenazas, el Gobierno vasco, "de la mano del resto de instituciones", seguirá impulsando la mayor obra pública de Euskadi. Admitió, sin embargo, que el comunicado etarra obligará a la Ertzaintza y al resto de Cuerpos de Seguridad del Estado a evaluar y reforzar las medidas de seguridad ya existentes. Todas las fuerzas políticas y sociales, a excepción de la izquierda abertzale, expresaron su rotunda repulsa al comunicado etarra.

La portavoz de la nueva marca electoral de la izquierda abertzale D3M, la histórica dirigente de HB Itziar Aizpurua, reconoció ayer en San Sebastián que las ilegalizaciones de Batasuna, Askatasuna, EHAK o ANV "han hecho daño" al mundo radical, aunque opinó que éstas han "fracasado". Respecto a Askatasuna, que se ha registrado como agrupación electoral, Aizpurua aseguró a este diario: "No les conocemos; no sabemos quiénes son".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de enero de 2009