El Ayuntamiento financia a una ONG acusada de fraude

Humanismo y Democracia, vinculada al PP, fue condenada a devolver dinero

El Ayuntamiento de Madrid ha entregado a la Fundación Humanismo y Democracia 4.326.632 euros en los últimos 15 años. Los responsables municipales subvencionan los proyectos de cooperación al desarrollo que pone en marcha esta ONG. El año pasado la ayuda municipal ascendió a 331.220 euros para financiar dos proyectos: 300.000 euros para ayudar a madres adolescentes en Cartagena de Indias (Colombia) y 31.220 para un plan educativo en Madrid. Es una de las entidades que recibieron más dinero del Ayuntamiento el año pasado.

El objeto de esta fundación es encomiable, sino fuera porque luce algunos borrones en su historial. Ha sido investigada en Navarra y La Rioja por fraude en la justificación de las subvenciones. El Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha condenado a la fundación a devolver más de 530.000 euros de varios proyectos de subvención que no justificó adecuadamente. El Gobierno Foral de Navarra acusó a la asociación de fraude por cometer irregularidades en la justificación de gastos subvencionados.

Los socialistas critican la débil fiscalización de las ayudas

La concejal de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Madrid, Concepción Dancausa, presidió la Fundación hasta que se incorporó al Ejecutivo municipal en junio de 2007. Hace un año, fuentes municipales justificaron el hecho de que Dancausa concediera ayudas a esta asociación en que ya habían sido aprobadas antes de que ella accediese al Ayuntamiento. Sin embargo, en esta ocasión ha sido la propia concejal la máxima responsable de dar el dinero municipal a la entidad que ella misma presidió hace tan sólo año y medio.

La Fundación Humanismo y Democracia está estrechamente vinculada al Partido Popular. Sus afiliados, más de 700.000 en toda España, destinan el 0,7% de sus cuotas a la ONG. Durante el congreso popular celebrado en Valencia el verano pasado la fundación repartía café gratis traído de Colombia.

El Grupo Municipal Socialista de Madrid ha acusado en repetidas ocasiones al Ayuntamiento por no vigilar en qué gasta el dinero esta fundación. Hace cuatro años, una empresa auditora reveló algunas irregularidades en los proyectos de cooperación desarrollados por la ONG en varios países latinoamericanos.El proyecto para "apoyar a madres adolescentes de Cartagena de Indias (Colombia) para orientar su proyecto de vida y mejorar sus ingresos", desarrollado por Humanismo y Democracia, recibió el año pasado una subvención de 300.000 euros del Ayuntamiento de Madrid. La fundación, vinculada al PP, recibe el 0,7% de las cuotas de los 700.000 militantes del partido.

La Concejalía de Asuntos Sociales, cuya titular, Concepción Dancausa, estuvo vinculada a la fundación hasta entrar en el equipo de Gallardón, en 2007, deberá vigilar con celo que cumple con el plan. Esta ONG ha sido investigada por la fiscalía de Navarra por presuntas irregularidades. Aunque finalmente archivó la investigación "al no poder comprobar los hechos denunciados" por el Ejecutivo navarro. No obstante, la Cámara de Comptos de Navarra, el órgano que supervisa las cuentas públicas de la comunidad foral, realizó en 2006 un informe sobre las 15 ayudas otorgadas a la entidad y detectó varias irregularidades. Entre ellas, "dos proyectos cuya ejecución estaba prevista en Bolivia, se basan en el trabajo elaborado por funcionarios de Navarra".

Tras investigar las denuncias del Gobierno navarro, el Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha ordenado a la asociación devolver más de 530.000 euros por deficiencias en la justificación de gastos en cuatro proyectos de cooperación al desarrollo.

En Madrid, los grupos de la oposición en el Ayuntamiento (PSOE e IU) han denunciado en repetidas ocasiones irregularidades en la justificación de varios proyectos. El Grupo Socialista denunció en 2005 que Humanismo y Democracia cometió irregularidades en 12 programas de cooperación al desarrollo financiados por el Consistorio entre 1995 y 2004. Según el PSOE municipal, la fundación amañó facturas y justificaciones de gastos durante estos años.

A raíz de estas acusaciones, el vicealcalde, Manuel Cobo, ordenó fiscalizar las subvenciones durante este periodo. La auditora DBF-Audifor presentó los resultados dos años después. Para entonces, muchos expedientes habían prescrito. La consultora concluyó que con los datos disponibles no podía asegurar que los proyectos fueran realizados en su totalidad. Según esta auditora, la fundación debería devolver cerca de 48.000 euros al Ayuntamiento. Además, otra consultora, PriceWaterhouseCooper, ya había detectado "numerosos errores e inconsistencias" en un proyecto en la República Dominicana en 2000, y lo más importante, sólo pudo constatar la existencia de 49 viviendas construidas en Honduras, para paliar los efectos del huracán Mitch, de las 100 que debían levantarse.

La concejal Dancausa ha concedido también a la ONG el pasado año 31.220 euros por un proyecto de educación para el desarrollo. Además, la entidad fue una de las que más dinero recibió del Gobierno local el año pasado.

El concejal socialista Óscar Iglesias considera que es un "escándalo que esta ONG siga recibiendo dinero del Ayuntamiento cuando ha cometido tantas irregularidades". El edil exige al equipo de Gobierno que "fiscalice y garantice que Humanismo y Democracia desarrolle los proyectos que se financian con el dinero de los madrileños. Se ha demostrado que la ONG no ha justificado algunos gastos y no ha pasado nada". Este periódico intentó, sin éxito, ponerse en contacto con algún responsable de la fundación. La directora general de Cooperación de Madrid, Laura López, justifica que la ONG reciba ayudas. "Cumple con todos los requisitos legales y está al corriente con sus pagos a todas las administraciones". La responsable municipal reconoce cuando se encargó la fiscalización de las subvenciones municipales se detectaron "fallos de procedimiento administrativo, pero no se probaron falsedades". López recuerda que la organización está inscrita en el registro de fundaciones de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) de la que también recibe ayudas.

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, y la concejal de Asuntos Sociales del Ayuntamiento, Concepción Dancausa.
La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, y la concejal de Asuntos Sociales del Ayuntamiento, Concepción Dancausa.EFE

Casas sin construir en Honduras

Las sombras que se ciernen sobre la Fundación Humanismo y Democracia se destaparon en 2005 en Navarra. Un informe de la asesoría jurídica del Ejecutivo navarro constató indicios de cohecho, fraude y falsificación documental en algunos proyectos de subvenciones de cooperación al desarrollo y trasladó el proceso a la fiscalía que llevó el caso al Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

La fiscalía retiró la acusación al no hallar pruebas suficientes. Pero tras años de investigación, el tribunal ha ordenado a la fundación devolver parte del dinero, más de 530.000 euros, recibido por cuatro proyectos financiados por el Gobierno foral: un plan para la mejora de la gestión hospitalaria en la República Dominicana, otro para la formación en técnicas de salud en la República Dominicana, formación a profesionales de la salud en Bolivia y un plan de urgencias en La Paz, Bolivia.

La auditora PriceWaterhouse Cooper, contratada por el Ayuntamiento de Madrid para esclarecer el destino del dinero concedido a la fundación, desveló irregularidades en un proyecto de cooperación en la República Dominicana desarrollado en 2000. La auditora concluyó que ese plan "cuenta con numerosos errores e inconsistencias". La consultora agregó, tras comprobar in situ la ejecución del programa de "apoyo a iniciativas microempresariales de jóvenes dominicanos del área rural fronteriza de Haití", que "los datos facilitados en unos resultados y otros no guardan coherencia". Además, certificó que de los supuestos beneficiarios sólo una pequeña parte había recibido los cursos de formación.

Humanismo y Democracia recibió en 2000 una subvención para construir 100 casas en Honduras para los afectados del huracán Mitch en 1998. La auditora reflejó tras visitar la zona que se habían levantado menos del 50% de las casas comprometidas. La consultora sólo pudo constatar la existencia de 49 viviendas del centenar planeado. La ONG nunca devolvió el dinero por el resto de las casas no levantadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 06 de enero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50