Internet, en el corazón de la reforma

Entre las medidas del Gobierno para recortar la burocracia figuran las siguientes:

- Todos los contribuyentes que lo deseen podrán designar un domicilio electrónico para recibir notificaciones. Por ejemplo, podrán solicitar que se le envíe el formulario del IRPF a esa dirección virtual. Se evita así el envío en un soporte físico de esa misma documentación al domicilio fiscal del contribuyente. También se podrá consultar por vía telemática a la Dirección de Tributos.

- Se amplía el número de procedimientos y trámites de todo tipo relacionados con la Agencia Tributaria que podrán resolverse con cita previa concertada el día que elija el contribuyente, en vez del designado por la Agencia, como ocurría hasta ahora.

Más información
El Gobierno recorta la burocracia para ahorrar hasta 15.000 millones al año

- Muchos de los trámites que hasta ahora se podían realizar a través de Internet, como la presentación de la declaración de la renta u otros trámites con la Agencia Tributaria, se podrán hacer también desde teléfonos móviles.

- Se podrán realizar transferencias de vehículos por vía telemática. Asimismo, los centros de reconocimiento de conductores podrán enviar por vía electrónica a Tráfico la certificación médica exigida a los conductores para que puedan obtener o renovar en el acto el permiso de conducir.

- Se dará la opción de realizar el pago de sanciones de tráfico a través de Internet, teléfono móvil y teléfono fijo.

- Posibilidad de emitir la tarjeta de Inspección de Vehículos en formato electrónico.

- Mejorar el acceso electrónico de la Tesorería de la Seguridad Social a los registros y bases de datos de organismos públicos. Así se podrá verificar la identidad y el cumplimiento de los requisitos para la inscripción de empresas sin tener que pedirles documentos que ya obran en poder de otros departamentos.

- Elevar de 120.000 a 350.000 euros del importe de los contratos de obras para los que no es exigible la clasificación de las empresas que concurren a la licitación. Por ello se reducen los requisitos previos para participar en los procesos de licitación y se favorece el acceso de las pymes a la construcción de obra pública.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS