Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno amplía la reserva marina de las Islas Columbretes y restringe su uso

El Boletín Oficial del Estado publicó ayer la orden del Ministerio de Medio Ambiente por la que se amplía y regula la reserva marina de interés pesquero de las islas Columbretes y se define su delimitación y usos permitidos. La reserva marina de las Islas Columbretes, cuya zona terrestre de origen volcánico también está protegida por la Consejería de Medio Ambiente como parque natural, fue establecida mediante una orden del 19 de abril de 1990, aunque desde esa fecha, la delimitación, la zonificación, los usos permitidos y las condiciones para el acceso y el ejercicio de actividades han sido objeto de modificaciones sucesivas.

Según el nuevo texto, la experiencia en la gestión de la reserva marina y los resultados de los últimos estudios científicos realizados "determinan la necesidad de proceder a una nueva delimitación de la reserva, ampliando su extensión, con nuevos límites geográficos de las zonas especiales, y estableciendo un nuevo plan de gestión". En concreto, la anterior reserva, de unas 1.200 hectáreas de superficie, se amplía considerablemente.

Dentro de la reserva marina, quedan definidas zonas especiales como la reserva integral del Muro del Cementerio; el islote Bergantín o Carallot; la isla Columbrete Grande o Grossa; la isla Malaspina o Ferrera y la isla Horadada o Foradada. La orden especifica que en las zonas de reserva integral "únicamente podrán realizarse aquellas actividades científicas que estén expresamente autorizadas en función de su interés para el seguimiento del estado y la evolución de las especies, las aguas y los fondos".

El portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Castellón, Juan María Calles, mostró ayer su satisfacción por la zonificación de la reserva marina: "Una orden reclamada por todos los sectores que tienen algún interés en la reserva natural".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de enero de 2009