Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:FERNANDO BLANCO | Conselleiro de Innovacción e Industria | EL NUEVO MAPA EÓLICO

"Aquí no se ha castigado a nadie"

Tras la resolución del mayor concurso público de la legislatura, que abre la puerta a inversiones por más de 4.100 millones, el titular de Innovación e Industria, el nacionalista Fernando Blanco (Lugo, 1959) arma de argumentos cada una de sus decisiones y anuncia que la presencia pública en el sector de la energía está llamada a mucho más que a gestionar los 325 megavatios eólicos con los que se quedará la Xunta.

Pregunta. Hace una semana, la Xunta estaba dispuesta a conceder 250 megavatios al traslado de Ence. ¿Qué pasó? ¿Un cortocircuito?

Respuesta. No hubo cortocircuito. Esto era un concurso y había que cumplir los requisitos. Y todo ello en competencia con otros que actuaban en las mismas zonas. Dentro de esas áreas había otros proyectos con más puntuación. No era posible alterar las líneas del concurso, aprobadas por todos los miembros de la comisión, también por Medio Ambiente y Política Territorial.

"Touriño fue informado por mí de la resolución de inmediato"

"Yo no conozco a Jacinto Rey y me resulta indiferente la guerra mediática"

P. Tres de sus cuatro promotores (Ence, Manuel Jove y Epifanio Campo) no han recibido un solo megavatio. ¿Es un castigo?

R. Estábamos dispuestos a hacer un esfuerzo, pero ni el número de empleos que se ofrecía era importante. Aquí no hay ningún castigo. Es un concurso.

P. Entre las beneficiarias está Endesa, que recurrió el decreto y puenteó a la Xunta en Madrid. ¿Se pactó que retire el recurso?

R. Es un ejemplo de que aquí no hay castigos. ¿Por qué? Es curioso que una empresa que hizo causa en contra de las participaciones públicas ofrezca un 20% del accionariado de los parques a la Xunta. Excepto una, fue la empresa que más porcentaje público ofreció en su proyecto. El recurso fue interpuesto por dos empresas. Me da exactamente igual que lo retiren.

P. ¿Unión Fenosa ya no existe para la Xunta?

R. Es una empresa que tiene una gran vinculación con Galicia y que, espero, la va a seguir teniendo. Si tiene otros proyectos que beneficien a la sociedad en general, será tratada como todos. Ahora, en un concurso se compite con proyectos. Y Fenosa nunca ha creído en la energía eólica. Alguien tiene que decirlo. Y el proyecto que presentó fue malo. No se pueden acompañar a las propuestas planes industriales con inversiones que ya se han realizado.

P. ¿Qué tiene Energías de Portugal y le falta a Iberdrola o a Fenosa y Gas Natural?

R. Un mejor proyecto.

P. En el sector se critica que reciban megavatios empresarios de Lugo ajenos a la energía.

R. A esto se presenta quien quiere. ¿Que hay gente de Lugo? Pues la habrá. Yo no tengo la culpa que una empresa como Norvento, una de las más grandes de Galicia, sea de Lugo.

P. ¿Hasta qué punto ha incidido la guerra mediática de las últimas semanas y la apertura de un periódico por parte de uno de los grandes beneficiarios?

R. Pues no lo sé. Sí sé que algún medio publicó cosas que no eran veraces. Aquí se han oído muchas voces y se han visto pocas fotos. Se hablaba de adjudicatarios que estaban negociando. ¿Quiénes eran? Ahora no aparecen. Yo no tengo guerras con nadie, excepto con la crisis. Lo demás me trae al pairo.

P. ¿Y la coincidencia de esas iniciativas editoriales dos semanas antes de la resolución?

R. Desconozco cuándo y por qué decide un empresario sacar un periódico. Sé que desde hace años tiene mucho interés. Es su responsabilidad. A mí no me compete. Su participación en el concurso, con unas aspiraciones muy altas, trajo consigo los megavatios que finalmente tiene. Yo no conozco a Jacinto Rey. Apenas he estado con él y me resulta indiferente esa guerra.

P. Las concesiones no se podrán revender, pero ¿cómo impedirá la Xunta que se vendan las empresas adjudicatarias?

R. En este decreto por primera vez se ponen unas limitaciones. ¿En el futuro pueden cambiar de manos? Efectivamente. Puede cambiar el mundo. Pero, en principio, las empresas que están aquí van a desarrollar sus proyectos y, después, como todo, veremos qué pasa. Nada es inmutable. Ahora, sí es cierto que este decreto establece más controles que los anteriores. Para vender las participaciones la Xunta tendrá que aprobarlas.

P. Cajas y cooperativas (conservas, lácteos) parecen primadas. ¿Tanto espera de ellas?

R. Lo que se espera es que cumplan sus compromisos. Son proyectos importantes y, en algunos casos, iban a zonas con poca competitividad, lo que les allanó el camino. Que mil cooperativistas y diez mil agricultores en este momento tengan un proyecto para impulsar la comercialización de carne, leche, y demás, es importante para Galicia. Lo mismo sucede con las empresas de la pizarra, que van a poner un proyecto de I+D al servicio del sector o las propias cajas, que son un núcleo por sí mismo. Pero lo más importante es que un 14,22% de todo esto va a redundar en el beneficio de los gallegos. Me gustaría que el PP explicase cómo es posible que con los 4.000 megavatios que adjudicaron ellos, la Xunta tuviera cero. Ahora, las arcas de la Administración van a recibir 30 millones. Esto es lo que tiene que explicar el PP.

P. ¿Se está preparando la consellería para los recursos?

R. Sí. Jurídicamente seguimos todos los pasos que creíamos que había que dar en un concurso de este tipo. Por tanto, como dicen, pleitos tengas y los ganes. Puede recurrir quien lo considere oportuno. Había solicitudes por 30.000 megavatios. Por tanto, los descontentos son muchos. El proceso y la comisión han sido muy serios en su trabajo. En ese sentido, creo que no vamos a tener ningún problema.

P. ¿Fue informado Touriño?

R. Sí. En cuanto la comisión me remitió a mí la resolución, yo se la envié al presidente, para que fuera conocedor de la decisión. Preparamos un escrito y se lo remitimos antes de anunciarlo. Me parece lo más razonable.

P. Touriño vuelve a insistir en que será el Consello de la Xunta quien apruebe definitivamente el reparto...

R. Este proceso, como todos, tiene que cumplir los trámites que establece la ley. Ni más ni menos. La adjudicación corresponde a la Consellería de Innovación, y ya está resuelta. A partir de aquí habrá que poner los proyectos en marcha de acuerdo con la legislación vigente. Como todo. Yo lo interpreto así. Si alguien lo interpreta de otra manera tendrá que explicarlo. Yo no, desde luego.

P. ¿Por qué no se conoce todavía la lista de proyectos suplentes admitidos a trámite?

R. Hay lista de suplentes. Se anunciaron las adjudicaciones, pero desde luego que hay suplentes. Se trata de reservas, por si falla alguno de los adjudicatarios o no cumple sus compromisos. La habrá hasta el final. Y se hará pública de inmediato.

P. ¿Y cuál será el recorrido de los planes industriales?

R. Desde la consellería habrá un seguimiento específico.

P. La Xunta es, indirectamente, el mayor beneficiario, pero sólo será para recibir dividendos, no para gestionar...

R. En casi todos los proyectos se reconoce la presencia de la Administración gallega en los consejos de administración. Por tanto, se escuchará nuestra voz. Se trata de tener una participación en los beneficios y para tener también presencia en el sector. Estamos configurando alrededor del Inega participaciones en diversos sectores energéticos, que nos permitirán tener presencia en eólicas, biomasa, gas y seguramente en otros segmentos. Habrá que explicar a la gente cuál es el modelo a partir de ahora.

P. ¿Cuándo estará listo el nuevo plan sectorial que supuestamente acomodará los parques ahora concedidos?

R. Espero que esté en el primer trimestre del 2009. Será un plan que tendrá que pasar todos los informes y también por el Consello de la Xunta. Pero creo que no variará mucho el escenario de los admitidos a trámite. Creo que no llegará al 10% de los admitidos ahora. Si, por las cuestiones que sean, el proyecto se cae una vez aprobado el plan sectorial, pues así será. Es que esto es una admisión a trámite, no una concesión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de diciembre de 2008