Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía tuvo que rescatar a una diputada de un ascensor para que votara

La policía tuvo que rescatar a la diputada socialista Delia Blanco de un ascensor del Congreso el jueves a mediodía, justo en el momento en el que se iniciaba la trascendente votación de los Presupuestos Generales del Estado.

La diputada del PSOE, según su propio relato, estuvo 20 minutos en un ascensor parado entre el segundo y el tercer piso del número 36 de la carrera de San Jerónimo, edificio donde se encuentran los despachos de los grupos parlamentarios.

Delia Blanco entró, finalmente, en el hemiciclo justo cuando se iba a iniciar el proceso de voto. La presencia de los diputados socialistas era imprescindible porque el PSOE sólo contaba con un margen de dos votos para levantar el veto del Senado.

Sólo el error del diputado del PP por Badajoz, Mariano Gallego, al apretar el botón del sí, aumentó el margen en favor del Gobierno hasta los 178 votos, dos más de la mayoría absoluta. La votación habría estado en el aire sin ese error y si Delia Blanco no hubiera sido rescatada del ascensor.

Una vez que votó, los servicios médicos de la Cámara tuvieron que administrar a la diputada socialista por Madrid un tranquilizante, tras el shock que sufrió. Delia Blanco es presidenta del Partido Socialista de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de diciembre de 2008