Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los estudiantes radicalizan su protesta tras las expulsiones de la Autónoma

Alumnos anti-Bolonia ocupan la sede del comisionado de Universidades y cortan la autopista AP-7, en Bellaterra, la Diagonal y la Gran Via en Barcelona

La expulsión de seis alumnos de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) por cometer presuntamente actos violentos en el campus durante las protestas anti-Bolonia (contrarias al proceso de convergencia de los estudios universitarios en Europa) de la pasada primavera intensificó ayer las protestas estudiantiles. Hubo cortes de tráfico en varios puntos de los accesos a Barcelona y un encierro.

A mediodía, dos centenares de estudiantes de la UAB cortaron la autopista AP-7 a su paso por Bellaterra para protestar por las expulsiones. El corte se hizo sin violencia a hora punta: entre las 12.00 y las 13.45 horas, y se produjeron retenciones de hasta ocho kilómetros. Tras el corte en la autopista, los alumnos se dirigieron al rectorado, donde realizaron un mitin. El rectorado está ocupado desde hace semanas por un centenar de alumnos.

Los encerrados en Girona y Lleida dejan su actitud en vísperas de Navidad

Alumnos de Letras de la UAB se quejan de dificultades para dar clase

En Barcelona hubo cortes de tráfico en la avenida Diagonal, en la Gran Via y en el túnel de la Rovira. En la Gran Via, la acción estudiantil se desarrolló a la altura de la plaza de la Universitat, donde está el rectorado de la Universidad de Barcelona (UB) y en el que mantienen un encierro desde hace un mes un grupo de estudiantes.

Además, unos 40 estudiantes irrumpieron en la sede del Comisionado de Universidades de la Generalitat, en la Via Laietana hacia las tres de la tarde. La comisionada, Blanca Palmada, no se encontraba en la sede durante la ocupación, que acabó a las 20.30 horas.

La protesta en la avenida Diagonal, vigilada de cerca por los Mossos d'Esquadra, obligó a los agentes policiales a intervenir para despejar la vía. Todas las protestas se hicieron de manera coordinada a través de las distintas asambleas de estudiantes.

En Lleida y Girona, en cambio, los estudiantes abandonaron sus encierros. En la capital del Segrià, llevaban nueve días encerrados en el edificio del rectorado y abandonaron la protesta después de haber acordado con el equipo de gobierno un calendario de negociaciones para estudiar de qué manera se adaptan las titulaciones al Espacio Europeo de Educación Superior, informa Lluís Visa.

En la Universidad de Girona un centenar estudiantes que ocupaban la facultad de Educación y Psicología decidieron abandonar el encierro hasta pasadas las fiestas navideñas, informa, Natalia Iglesias.

Las clases acaban hoy en todos los centros, pero los estudiantes encerrados en Barcelona aseguran que piensan mantenerse en su actitud en varias sedes de la UB y la UAB.

En la facultad de Letras de la UAB no hay clases desde ayer. El rectorado ha decidido adelantar las vacaciones para evitar disturbios. El miércoles, una treintena de personas irrumpieron en el decanato de esta facultad y lanzaron huevos y pintura contra las puertas. Algunos alumnos que se encontraban ayer en la facultad de Letras criticaban que durante los últimos días no se les ha permitido realizar las clases en el aula y hayan tenido que hacerlas en despachos y otras dependencias.

Los alumnos expedientados y los 22 que han sido castigados con amonestaciones públicas en la UAB tienen dos meses para recurrir la decisión del rector Lluís Ferrer ante los juzgados contencioso-administrativos. Éstos tienen potestad para suspender cautelarmente las sanciones, que por el momento no tienen fecha de aplicación. Eso sí, La UAB tiene previsto ponerles fecha en breve.

Más información en la página 7

Generalitat y rectores ofrecen diálogo

La comisionada de Universidades, Blanca Palmada, y el presidente de la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP), Josep Joan Moreso, acompañado por el rector en funciones de la Autónoma (UAB), Lluís Ferrer; el de la Universidad de Barcelona (UB), Dídac Ramírez, y la rectora de Girona (UdG), Anna Maria Geli, anunciaron la creación de la Mesa Nacional de la Universidad Pública para tratar sobre el proceso de Bolonia. Palmada dijo que la mesa se estrenará en enero y servirá para tratar los cambios que deben afrontar las universidades con participación de los estudiantes. La primera fase del debate deberá terminarse antes de que finalice este curso.

La mesa podrá tratar sobre la creación de itinerarios, facilidades para que los estudiantes compaginen estudios y trabajo, las vías lentas y las becas y ayudas.

Para el rector de la UAB, "todavía hay bastante espacio de cosas que se pueden hacer respecto a Bolonia". Moreso aclaró que la mesa intentará "poner a los estudiantes en el centro" del Espacio Europeo de Educación Superior.

Sobre las tres reivindicaciones de los estudiantes en las ocupaciones: la retirada de los expedientes a estudiantes de la UAB, la paralización del plan de Bolonia y la celebración de un referéndum vinculante en las universidades, rectores y Generalitat dicen que no son temas negociables.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de diciembre de 2008

Más información